Archivo de Público
Viernes, 20 de Junio de 2008

Cancellara sorprendió a los velocistas en el último kilómetro

EFE ·20/06/2008 - 18:23h

EFE - El ciclista suizo Fabian Cancellara del equipo CSC levanta los brazos tras cruzar la línea de meta y ganar la séptima etapa, 170,6km desde Gruyeres a Lyss, durante la celebración de la edición 72 del Tour de Suiza, en Lyss, Suiza.

El suizo Fabian Cancellara (CSC) sorprendió a los velocistas con un ataque poco antes del último kilómetro de la séptima etapa de la Vuelta a Suiza, disputada a través de 171 kilómetros entre Gruyères y Lyss, y se presentó en la meta dos segundos antes que el pelotón, encabezado por Erik Zabel.

La general, a pesar de la exhibición final de Cancellara, no sufre cambios en sus primeros puestos y sigue comandada por el luxemburgués Kim Kirchen (High Road) con 27 segundos de ventaja sobre el checo Roman Kreuziger (Liquigas) y 33 sobre el español Igor Antón (Euskaltel).

Lo realizado por el campeón del Mundo de contrarreloj Cancellara en la parte final de la etapa fue toda una exhibición. Se tomó los tres últimos kilómetros como si fuera una prueba cronometrada y dejó clavado a un pelotón en el que los equipos con esprinters trataban de imponer su ley, especialmente el Rabobank del español Oscar Freire.

Tanto Freire, que fue noveno, como sus más directos rivales como el australiano McEwen o el alemán Zabel, no encontraron tiempo para reaccionar al ataque de Cancellara, como tampoco lo tuvo el flamante líder, el luxemburgués Kim Kirchen (High Road), que también estuvo muy activo en la parte final de la carrera.

La clave de la etapa estuvo a falta de 10 kilómetros para el final, en el segundo ascenso al puerto de Lobsigen, puntuable de cuarta categoría, donde hubo numerosos ataques que no fueron a ninguna parte, pero que fueron suficientes para hacer la selección.

En las primeras rampas los que más trabajaron fueron los componentes del Rabobank de Freire. Impusieron un fuerte ritmo aprovechando también el viento favorable. Una marcha que sólo encontró respuesta en los corredores del Credit Agricole, pero que no dio los resultados previstos y prueba de ello es que incluso el líder impuso su condición de jefe y cuando se formo un trío con Hoste, Forster y Cancellara no dudó en salir a por ellos.

Un final impresionante debido a la exhibición de Cancellara, cuando todo apuntaba a una llegada masiva, pero el esfuerzo realizado, quizás antes de tiempo, por los equipos de los grandes favoritos como Freire y McEwen, fue aprovechado por un sensacional Cancellara ante sus paisanos.

Cancellara se llevó un triunfo espectacular con su exhibición en la parte final de la carrera, pero durante muchos kilómetros de la misma el protagonismo fue para los belgas Johan Von Summeren (Silence) y Sebastien Rosseler (Quick Step) y el Alemán Ronny Scholz (Gerolsteiner).

Fueron los aventureros del día al marcharse hacia el kilómetro 35 y tener hasta casi cinco minutos de ventaja. Ninguno estaba bien situado en la general, pero el líder no quería sorpresas y en todo momento tuvo controlada la fuga para echarla abajo a falta de unos 20 kilómetros para el final.

Tras la neutralización comenzó otra carrera con los equipos de corredores rápidos al frente durante varios kilómetros y en la parte final con un sensacional Cancellara que se tomó los dos últimos kilómetros como si de una contrarreloj, su punto fuerte, se tratara. Freire, McEwen y Zabel, entre otros esprinters, tuvieron que conformarse con ver la parte trasera del sillín del corredor helvético.