Archivo de Público
Jueves, 1 de Noviembre de 2007

El Gobierno marroquí espera que los Reyes renuncien a visitar Ceuta y Melilla

EFE ·01/11/2007 - 14:22h

EFE - El Gobierno de Marruecos "lamenta y rechaza" la visita anunciada de los Reyes de España a las ciudades autónomas españolas de Ceuta y Melilla.

El Gobierno de Marruecos "lamenta y rechaza" la visita oficial que los Reyes de España harán la próxima semana a Ceuta y Melilla, y a la que, según dijo esta noche el primer ministro marroquí, Abás El Fassi, confía en que "se renuncie".

El Fassi expresó, a través de un comunicado difundido por la agencia oficial MAP, su "sorpresa" por la visita, que dijo haber conocido a través de la prensa española.

El primer ministro marroquí manifestó, además, personalmente su "profundo lamento y rechazo" de esta iniciativa, que tendrá como consecuencia "influir en las relaciones privilegiadas existentes entre los dos países amigos".

En el comunicado oficial se señala además que "el Gobierno (marroquí), en total simbiosis con el pueblo marroquí, recuerda que esas dos ciudades forman parte del territorio del Reino de Marruecos y su retorno a la madre patria se hará por medio de negociaciones directas con la vecina España, como fue el caso de Tarfaya, Sidi Ifni y el Sahara marroquí".

Antes del comunicado del primer ministro, y en una declaración de cinco puntos leída por el ministro de Comunicación y portavoz del Gobierno, Khalid Naciri, se reconoció el reforzamiento de la amistad entre Marruecos y España logrado en los últimos años, pero a continuación se afirmó: "no podemos olvidar un problema primordial, que es el de las dos ciudades ocupadas".

El ministro indicó que el Gobierno marroquí "sólo puede expresar su vivo rechazo y su clara reprobación de esta iniciativa lamentable, cualquiera que sean los motivos y los objetivos", según la transcripción de sus palabras difundida por la agencia MAP.

Naciri fue rotundo al explicar al final de la reunión del Gobierno que "todos los marroquíes están de acuerdo en que Ceuta y Melilla son marroquíes".

Sobre la visita de los Reyes de España a las dos ciudades autónomas, los próximos 5 y 6 de noviembre, el portavoz del Gobierno marroquí, dijo que había sido una cuestión planteada en la reunión gubernamental por el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Taib Fassi-Fihri.

Según el relato de Naciri, fue Fassi-Fihri quien transmitió al resto del Gobierno "lo que informó el miércoles y el jueves la prensa española a propósito de la visita que prevé realizar el Rey Juan Carlos de España a las ciudades marroquíes expoliadas de Ceuta y Melilla", según informó posteriormente la agencia oficial de prensa marroquí, MAP.

"Constato que del otro lado del Estrecho a menudo se tiene un acercamiento que tiene que actualizarse y que hay que comprender que el tiempo de las aproximaciones coloniales ha sido superado definitivamente", agregó Naciri.

El rechazo de la visita oficial de los Reyes a Ceuta y Melilla se produce el mismo día en que gran parte de la prensa marroquí informa de la inauguración por parte de los Príncipes de Asturias, el pasado martes en Marraquech (sur de Marruecos), de una nueva sede del Instituto Cervantes.

Precisamente el diario "Le Matin" consideraba en su portada que la visita de los Príncipes es "un nuevo símbolo de la reafirmación de las relaciones entre España y Marruecos".

Además, los gobiernos de ambos países han calificado en los últimos tiempos de "excelente" el momento actual de las relaciones bilaterales, después de la crisis que causó en 2002 la ocupación marroquí del islote de Perejil, situado a unos de diez kilómetros de Ceuta y a unos 200 metros de la costa de Marruecos.

Don Juan Carlos y Doña Sofía han visitado oficialmente las 17 Comunidades Autónomas de España en alguna ocasión y sólo faltaban esas dos ciudades autónomas -que Marruecos reclama de manera constante- para completar su recorrido por España.

Las fronteras de ambas ciudades autónomas españolas sufrieron en septiembre de 2005 asaltos masivos, que desbordaron los Centros de Estancia Temporal de Inmigrantes, lo que obligó al Gobierno español a reforzar las fronteras y provocó que Marruecos expulsase al desierto a muchos subsaharianos que esperaban en las cercanías para entrar en territorio español.

Ceuta y Melilla reforzaron sus fronteras tras esos asaltos masivos de hace dos años y que se saldaron con un total de 15 muertos en los tumultos.

Primero la frontera de Melilla, el 27 de septiembre de 2005, y después la de Ceuta, el 29 de septiembre del mismo año, sufrieron estos asaltos masivos de personas que pretendían entrar en esas ciudades como vía de acceso a la Unión Europea.

La declaración del hoy del Gobierno marroquí es la primera oficial sobre el asunto desde que El Fassi llegó al cargo de primer ministro, designado por el rey Mohamed VI de Marruecos.

Precisamente la unidad territorial, con la incorporación del Sahara Occidental y la reivindicación de la soberanía de las ciudades autónomas españolas de Ceuta y Melilla, ha sido un elemento fundamental de la historia del partido nacionalista Istiqlal del que El Fassi es secretario general.