Archivo de Público
Viernes, 20 de Junio de 2008

Rajoy apuesta rodeado de los suyos por un PP "abierto", "centrado" y "unido"

La amenaza de la división y del voto en blanco sobrevuela la Feria de Valencia

LUIS REPISO ·20/06/2008 - 13:47h

rajoy
Mariano Rajoy, esta mañana en Valencia con la prensa gráfica. ÁNGEL MARTÍNEZ

"Voy a apostar por un PP unido. De aquí debe salir un partido más abierto que nunca a la sociedad española, un partido de centro ligado a los intereses generales ".

Mientras el líder del PP pronunciaba sus primer discurso en la planta de la Feria de Valencia, su hasta hace poco hombre de confianza y secretario de Comunicación del partido, Gabriel Elorriaga, caminaba por la tercera planta en dirección opuesta e ignorando las palabras del líder conservador.

La división que se abrió en el PP tras la derrota electoral del pasado 9 de marzo sobrevuela Valencia en la previa del inicio del XVI Congreso nacional del PP. El líder conservador ha estado flanqueado en todo momento por el presidente valenciano, Francisco Camps, y la alcaldesa de Valencia y presidenta del congreso nacional, Rita Barberá, y respaldado por sus flamantes vicesecretarios Esteban González Pons, Ana Mato y Javier Arenas.

Sin embargo, los nombres que más se escuchaban entre los muros de la Feria valenciana eran los que no iban a estar o los que aún no se habían dejado ver: María San Gil, Eduardo Zaplana, Esperanza Aguirre o Juan Costa.

La democracia en el PP

Rajoy, sonriente y bromista con los más de 800 periodistas acreditados desde que llegó al recinto ferial pasadas las 11.30 de la mañana, ha dado todo el protagonismo de este congreso a los más de 3.000 compromisarios "elegidos democráticamente".

"Sólo hablan los que tienen que hablar"

"Son ellos quienes tienen que elegir. Sólo hablan los que tienen que hablar, los 3.025 compromisarios del PP que representan a los 700.000 militantes" y que han sido elegidos por el "democrático procedimiento que establece el Partido Popular, ha matizado Rajoy.

Pero el líder conservador ya tiene la vista puesta en el futuro. Transmite la sensación de que el Congreso empezó cuando pocos días después de su derrota electoral anunció que quería seguir y que terminó cuando el diputado por Castellón, Juan Costa, le dejó el camino despejado.

Ahora sólo le queda sortear el voto en blanco y enterrar a los fantasmas que han quedado por el camino. "Intentaremos darles buenas noticias", ha expresado Rajoy. 

Gabriel Elorriaga, el opositor visible

El hasta ahora secretario de comunicación del PP, Gabriel Elorriaga, ha desvelado que todavía no ha decidido si votará a Mariano Rajoy para la presidencia del partido porque está a la espera de conocer el equipo completo que propondrá el candidato al Congreso. "Queda por ver el equipo, no sólo el de la dirección nacional de Génova", explicó.

Preguntado por si apoyará al líder con su papeleta, respondió: "Eso lo veré mañana. Quedan algunos datos por ver todavía". Respecto al "equipo nuclear", según lo definió Elorriaga, que se hizo público ayer, el dirigente popular afirmó que se trata de un buen grupo y que no cree que Rajoy "se haya equivocado".

"He tenido la suerte de trabajar con todos ellos, he tenido a Javier de secretario general, he estado con Ana en la dirección del partido y con Cospedal en el ministerio tres años. Son gente competente, acumula mucha experiencia y son un equipo de absoluta garantía", repasó Elorriaga, para agregar que esta es la "valoración unánime" que hacen los miembros del PP.

En este punto, el dirigente conservador se reafirmó en lo que publicó hace unas semanas en el diario El Mundo, donde puso en duda el liderazgo de Mariano Rajoy de cara al futuro. "Lo que publiqué es lo que pienso y lo que pensaba", aclaró.