Viernes, 2 de Noviembre de 2007

La lesión de Forlán priva al Villarreal de enfrentarse por primera vez a su 'Bota de Oro'

EFE ·02/11/2007 - 13:22h

EFE - Imagen de archivo del delantero uruguayo del Villarreal, Diego Martín Forlán.

La lesión sufrida el pasado miércoles por el delantero uruguayo Diego Forlán privará al Villarreal de enfrentarse por primera vez a su referente goleador en las tres últimas campañas y que se convirtió en el único futbolista que ha militado en el club que ha sido 'Bota de Oro' europeo.

Forlán, que en esas tres campañas se convirtió en el máximo goleador en la historia del club castellonense en Primera, es también el único jugador del Villarreal que fue máximo goleador del campeonato de Liga, tras aquella excepcional primera campaña, en la que anotó 25 goles.

La referencia ofensiva del Villarreal cambio de aires el pasado verano, aunque su traspaso al Atlético de Madrid le permitió batir un nuevo registro en el club de La Plana, al pagar el club madrileño 21 millones de euros.

Esta venta hizo del internacional uruguayo el jugador más rentable, tanto en el apartado económico como en el deportivo, de la historia del Villarreal.

Económicamente, los beneficios fueron cercanos a los dieciocho millones de euros, ya que el Villarreal pagó una cantidad próxima a los dos millones de euros al Manchester United por su traspaso y tres años después lo vendió por veintiuno.

Pero si el negocio económico fue bueno, el deportivo no lo fue menos, ya que el delantero uruguayo es en la actualidad, el máximo goleador de la historia del club en la categoría con 53 goles en tres temporadas.

Desde su llegada al club, Forlán se mostró clave para los logros alcanzados por su equipo. La temporada de su llegada, la 2004-05, supuso la mejor de la historia tanto para él, como para su equipo.

En la faceta individual, logró veinticinco goles, que le permitieron ser el máximo goleador de la Liga española y la 'Bota de Oro' europea, junto al entonces jugador del Arsenal Thierry Henry, lo que sin duda es hasta día de hoy el mejor éxito individual en su etapa de profesional.

Además, aquella actuación fue decisiva para el logro colectivo alcanzado por el Villarreal, cuando se hizo con la tercera plaza y con la clasificación para la Liga de Campeones por vez primera en la historia del club.

La campaña siguiente se podría calificar como la memos brillante en el aspecto realizador del jugador, ya que logró tan sólo diez goles y tuvo que sufrir una sequía de más de cinco meses sin marcar, lo que hizo que fuera Juan Román Riquelme con doce goles el máximo goleador de la campaña.

A pesar de este descenso en sus registros goleadores, el concurso del jugador uruguayo fue clave para alcanzar las semifinales de la Liga de Campeones.

Ya en la tercera y última temporada en el Villarreal, Forlán volvió a sus registros más altos. Sus diecinueve goles auparon a su equipo hasta la competición europea, tras un mal inicio. Además se erigió como jugador clave ante los problemas surgidos con la estrella del equipo, el argentino Juan Román Riquelme.