Archivo de Público
Jueves, 19 de Junio de 2008

Rajoy acalla las críticas al nombrar a Cospedal

Tras conocer la designación de la secretaria general, Aguirre anuncia su apoyo a Rajoy. La presidenta del PP de Castilla-La Mancha no quiere dejar este cargo

MARÍA JESÚS GÜEMES ·19/06/2008 - 23:00h

Se acabó el suspense y con un golpe de efecto brutal. Mariano Rajoy fue ayer capaz de sorprender aún a los suyos al anunciar que quería que María Dolores de Cospedal, presidenta del PP de Castilla- La Mancha, fuera la secretaria general del PP.

En el partido, el nombramiento fue visto como una auténtica jugada maestra porque conjuga renovación con experiencia. La mayoría se deshizo en elogios hacia la futura número dos y los barones salieron en tromba a remarcar, ya de paso, lo bien que lo estaba haciendo el líder. Rajoy se asegura así que el XVI Congreso, que empieza hoy, será tranquilo. Esa era precisamente su intención. Además de la de desactivar a las voces críticas, que ayer comenzaron a respaldarle. Sobre todo, los líderes madrileños, en los que se vio un cambio de actitud. Al menos, en público.

El gesto más representativo fue el de Esperanza Aguirre. La presidenta de la Comunidad de Madrid, que había enarbolado todo su discurso en torno a un no me resigno, tuvo que rendirse y anunció que votará a favor de Rajoy. El jefe de la oposición había logrado su objetivo. Ella, que hasta el último minuto temió que el alcalde se hiciera con el puesto, respiraba tranquila. Calificó la noticia de muy buena.

La lideresa dijo que conocía bien a Cospedal porque cuando fue su consejera de Transportes pudo demostrar todas las cualidades que tiene para la política a alto nivel y desveló que cuando se planteó quién debía encabezar Castilla-La Mancha, ella la recomendó. Ahora tiene por delante la tarea apasionante de lograr que el PP sea capaz de integrar a todos los que estamos en el centro derecha en España, dijo, en un claro recordatorio. María Dolores de Cospedal recogió el guante y comenzó a cerrar heridas, señalando que Aguirre tiene un brillante futuro político y que es indispensable para el proyecto nacional del PP.

La líder del PP de Castilla-La Mancha conoció la noticia a primera hora. Era Rajoy quien la llamaba por teléfono para decirle que finalmente se decantaba por ella. Lo cierto es que llevaba dándole vueltas al asunto desde el 9-M. Primero la sondeó. Fue por aquel entonces cuando se filtró la noticia de que Cospedal era una de las candidatas. Pero ella le dejó las cosas claras. Había adquirido un compromiso con su tierra y pensaba seguir al frente.

Una larga conversación

Así fue como el presidente nacional del PP le estuvo dando vueltas. Y a finales de mayo recurrió de nuevo a ella. Entonces, tuvieron una larga conversación, la segunda y definitiva. Pero la condición seguía presente. Ella quería ser candidata a la Junta en las elecciones de 2011. Los suyos aseguran que su papel será compatible y que le puede favorecer para arrebatar el feudo socialista. Ayer por la tarde, en Albacete, Cospedal anunció, emocionada, que comenzaba un nuevo rumbo de triunfo e ilusión para el PP en toda España.

Hay quien está convencido de que el líder del PP lo intentó con otros. Dicen que Pío García Escudero rechazó el puesto, pero él afirma que nunca se lo llegaron a ofrecer. Eso sí, antes de hacer público el nombramiento, el líder del PP tuvo el detalle de ponerse en contacto con algunos presidentes regionales y con Acebes. Con Cospedal, Rajoy vuelve a recurrir a una persona de su máxima confianza.