Archivo de Público
Jueves, 19 de Junio de 2008

La larga marcha hacia el centro político

La historia del Partido Popular se repite: En todos los congresos celebrados desde 1990, los conservadores se han propuesto definir y buscar un espacio de moderación

YOLANDA GONZÁLEZ ·19/06/2008 - 23:00h

Imágenes de los últimos congresos del PP. EFE 

Si se contabilizaran las palabras que más han sonado en todos los congresos del PP no hay duda que el término centro sería el vencedor.

No es novedad que Mariano Rajoy diga hoy que el centro político es una actitud ante la vida que implica huir de los dogmatismos y tener capacidad de dialogar con todos. Ni que diga que es la posición política que va a buscar después del congreso de Valencia. Tampoco es novedad que cargos del partido, como ahora hace el alcalde madrileño, Alberto Ruiz-Gallardón, señalen que lo de los conservadores es un viaje al centro.

La intención de ubicarse en el centro político es un argumento recurrente en todas las etapas precongresuales y en todos los congresos del PP.Son los mismos argumentos con diferentes protagonistas. Ayer fue José María Aznar, hoy es Mariano Rajoy. Es un viaje que parece no tener fin.

La palabra centro comenzó a sonar en las filas conservadores en 1990, tras el congreso de la refundación. El X Congreso de los conservadores,celebrado en Sevilla, dejaba claras las intenciones ideológicas desde el lema elegido para el cónclave: Centrados con la Libertad.

Conquista

Francisco Álvarez Cascos, secretario general del partido, anunciaba a bombo y platillo la propuesta estrella de la ponencia política. No era otra que hacerse con el centro. Cascos justificaba la estrategia marcada en el documento político al entender que su partido apenas tenía espacio que ganar por la derecha y sus objetivos eran convertirse en un partido de centro. Decía también que el PP tenía todo a favor para ubicarse en el citado espacio político. El viento les era favorable debido al abandono de las formaciones que ocupaban ese espacio. A su juicio, partidos como el CDS se habían convertido en un partido percha.

Ganar el centro

Seis años después de proponerse conquistar el espaciode centro, el PP se marcó el objetivo de Ganar el centro, lema del XII Congreso de los conservadores.

En esta cita celebrada en enero de 1996, los dirigentes del PP volvieron a insistir en que el PP, en el supuesto dellegar al Ejecutivo en las elecciones de marzo, iba a ser un partido centrado, moderado y con capacidad de diálogo tanto con los agentes sociales como con las comunidades autónomas.

También en esta ocasión, Alberto Ruiz-Gallardón insistió en la intención del PP de ser un partido centrado en ideas y actitudes, sin revanchismo y con aires de tolerancia.

En el XIII congreso del PP, las referencias a este espacio político volvieron a ser la tónica general. Esta vez le tocó a Javier Arenas marcar las prioridades ideológicas del partido. Propuesto por Aznar como secretario general, mostró sus deseos para el citado cónclave: que el partido logre conectar con la sociedad española y se logre, más que hablar de personas, conversar sobre un futuro esperanzador en el siglo XXI desde una opción de centro. El propio Aznar, en el discurso de clausura, pidió ayuda a los más jóvenes del partido para lograr un proyecto renovado y centrista.

Como ocurrió en otros congresos anteriores, la palabra centro también estuvo presente en el lema del XIV Congreso Nacional del PP. Pío García Escudero, presidente de la comisión organizadora de esta cita, explicaba por entonces queel PP pretendía, con esta alusión al centro, hacer ver el apoyo social y la imagen de frescura que tiene el partido, la continuidad, los nuevos impulsos y metas.

Aguirre, como hoy

Del mismo modo que ha venido ocurriendo en estos meses, en la antesala del XVI Congreso, la cita inmediatamente anterior a la actual, se marcó consolidar a la formación como un partido de centro reformista. Y Esperanza Aguirre volvió a desempeñar un papel que suena a muy reciente: Ser de centro es hacer autocrítica ytener en cuenta las advertencias de los ciudadanos. D