Archivo de Público
Jueves, 19 de Junio de 2008

Ibarretxe dice que la ciudadanía observa el proceso sin dramatismo a diferencia de los políticos

EFE ·19/06/2008 - 10:45h

EFE - El responsable de Ciencia Política y de la Administración de la Universidad del País Vasco, Paco Llera, ofrece los datos del Euskobarometro realizado esta primavera.

El lehendakari del Gobierno vasco, Juan José Ibarretxe, ha dicho hoy que la ciudadanía está observando el proceso de la consulta popular "sin ningún tipo de dramatismo, con toda normalidad, a diferencia de los políticos".

En declaraciones a la SER, Ibarretxe ha defendido su iniciativa que será debatida en el pleno del Parlamento vasco el próximo 27 de junio, y ha comentado que "hay un nivel de aceptación altísimo" por parte de los ciudadanos vascos, por lo que ha descartado que se interprete la consulta como ilegal o anticonstitucional.

"La sociedad vasca es una sociedad muy madura y ve con absoluta normalidad el tema planteado, a diferencia de los partidos políticos", ha insistido.

Tras señalar que si la ciudadanía dice "no" a su propuesta se irá a su casa de Llodio, Ibarretxe ha vuelto a acusar al Gobierno de "estar engañando" a los ciudadanos al "hablar de referéndum ilegal", ya que "ni es referéndum ni es ilegal", es "una consulta y no tiene vinculación jurídica".

En relación al proyecto de ley de Reconocimiento y Reparación de las Víctimas del Terrorismo, que se aprobará hoy en el Parlamento Vasco, Ibarretxe ha dicho que "es un acto de justicia, no de generosidad".

Ha explicado, que lo que presentan hoy, es por una parte, una ley "en relación con las víctimas de la violencia", y por otro lado, el reconocimiento de "otras víctimas también de la violencia", como el caso de "los obreros del 3 marzo que fueron asesinados en Vitoria, siendo Manuel Fraga ministro de Gobernación".

Preguntado si es casual que este proyecto de ley de reconocimiento a las víctimas del terrorismo se apruebe ahora, Ibarretxe ha pedido "por favor" que "no se hagan interpretaciones interesadas", ya que "se está terminado el curso parlamentario, y por tanto los informes tienen que entregarse en julio".