Archivo de Público
Jueves, 19 de Junio de 2008

Una cuarta parte de los vascos avala que Ibarretxe continúe con su propuesta

EFE ·19/06/2008 - 10:45h

EFE - El responsable de Ciencia Política y de la Administración de la Universidad del País Vasco, Paco Llera, ofrece los datos del Euskobarometro realizado esta primavera.

Sólo una cuarta parte de los vascos (un 24%) avala que el lehendakari siga adelante con su propuesta, frente a un 38% que es partidario de que la negocie con los socialistas y un 29% que solicita que la retire, según los datos del Euskobarómetro correspondiente a mayo de 2008, hechos públicos hoy.

Además, según ha explicado hoy a los medios informativos en rueda de prensa el director del Euskobarómetro, Francisco Llera, un 55% de los vascos considera que las últimas propuestas de Ibarretxe van a suponer más división e inestabilidad, mientras que un 19% cree que generan estabilidad y tranquilidad en la sociedad vasca.

Los datos revelan que un 45% de las 1.800 personas entrevistadas para el Euskobarómetro entre el 2 y el 20 de mayo ve inaceptable que Ibarretxe saque adelante su consulta con el apoyo parlamentario del PCTV-EHAK, mientras que un 34% lo ve bien.

En general, según ha indicado el director del Euskobarómetro, las propuestas del lehendakari cuentan "con más apoyos en los sectores más radicales del nacionalismo que en los más moderados" y que la mayoría no ve justificada "esta radicalización nacionalista".

El Euskobarómetro -estudio semestral de la Universidad del País Vasco- también destaca que una gran mayoría de la sociedad vasca continúa mostrándose relativamente satisfecha con el Estatuto (un 38% parcialmente satisfecho, más un 35% que dice estar plenamente satisfecho), una norma que, según Llera, sigue colmando las aspiraciones mayoritarias de un autogobierno ampliable.

Según el último sondeo, los deseos de independencia siguen siendo minoritarios y decrecientes (un 28%) y se incrementa de forma "notable" el apoyo de los vascos a la Constitución (el 47%, con una subida de 14 puntos en el último semestre).

La encuesta refleja que se ha acentuado el desgaste continuado del actual Gobierno vasco tripartito (PNV-EA-EB), que obtiene la valoración más negativa de los últimos seis años, ya que algo menos de dos de cada cinco vascos ven positiva la gestión del actual Ejecutivo, con un "claro retroceso de más de diez puntos desde el inicio de la legislatura".

La mayoría cree que el llamado "problema vasco" es un conflicto entre Euskadi y España, pero para el 63% de los consultados esto no justifica la radicalización del nacionalismo.

Los datos muestran que los vascos están divididos entre las dos formas de resolver el citado problema, especialmente -según ha matizado Llera- entre los votantes de PNV y EA, ya que un 43% es partidario de un acuerdo entre partidos democráticos vascos (entre ellos, un 44% de votantes del PNV y EA) y un 45% apuesta por un acuerdo entre los gobiernos central y vasco (un 48% de votantes del PNV y EA).

Respecto a los resultados de las últimas elecciones del 9-M, el Euskobarómetro refleja que los resultados son vistos mayoritariamente positivos para el futuro de España y Euskadi, y que casi siete de cada diez electores tenían tomada su decisión de voto antes de la campaña, mientras que el 8% se decidió después del asesinato por ETA del ex concejal socialista de Arrasate Isaías Carrasco.

Preguntados si apoyarían un acuerdo entre el PNV y el PSE-EE a medio plazo, un 51% de los vascos (16 puntos más que en junio de 2007) dice que sí y un 31% está en desacuerdo.

El PNV y el PSE-EE se consolidan como las opciones "más atractivas" para la mayoría del electorado vasco, en una posición que, por primera vez, es "absolutamente equiparable", siendo, asimismo, las formaciones que menos rechazo concitan.

Los datos reflejan, según ha explicado Llera, que la izquierda abertzale habría perdido casi la mitad de sus apoyos de las últimas autonómicas.

La vuelta del terrorismo ha provocado un mayor pesimismo y, aunque la sociedad vasca se refuerza en su rechazo frontal a ETA, continúa "muy dividida" ante una eventual negociación Gobierno-ETA según que ésta sea incondicional (un 33% a favor) o condicionada a su abandono de las armas (48%).

En la encuesta destaca también el hecho de que se percibe que "continúa enfriándose la confianza en las economías vasca y española" y que el empleo "vuelve a ser la principal preocupación de la sociedad vasca, seguido de la violencia y la vivienda".