Viernes, 2 de Noviembre de 2007

Nuevos interrogantes sobre ONG Arca de Zoé, demandada por matrimonio francés

EFE ·02/11/2007 - 12:24h

Un matrimonio francés ha demandado por estafa a la ONG francesa El Arca de Zoé, de la que seis de sus miembros están detenidos en Chad tras intentar trasladar a Francia a 103 niños de la región, mientras un documento publicado hoy sugiere que la asociación mintió a las autoridades sobre sus intenciones.

La demanda fue cursada por una pareja del sur de Francia, que había pagado 2.400 euros a la ONG para acoger a uno de los niños y que fue avisada en el último momento de su eliminación de la lista de familias de acogida, según cuenta en una entrevista con el diario "L'Indépendant", de Perpiñán.

El matrimonio denuncia "el mecanismo sectario" del Arca de Zoé, a la que acusa de haberles mentido desde el primer momento y de "manipulación".

La denuncia de la pareja ha sido transmitida por la Fiscalía de Perpiñán a la de París, donde se instruye un sumario contra la ONG.

Mientras, el diario "Le Parisien" publica un documento en el que Children Rescue, nombre con el que el Arca de Zoé operaba en el Chad, afirma que su objetivo era crear en el este del país africano por un período mínimo de dos años "un centro de acogida de emergencia para niños aislados" y una instalación médica.

En el documento, el presidente de Children Rescue, Eric Breteau, pide a las autoridades francesas y chadianas que faciliten todos los trámites administrativos para el desarrollo de la operación.

Pero en Francia, el Arca de Zoé había dicho que el objetivo de la operación era trasladar a Francia a cientos de niños de la conflictiva región sudanesa de Darfur para "salvarles de la muerte".

El diario menciona otro documento firmado por Breteau que habla de "crear en el este del Chad estructuras de acogida para los niños refugiados o desplazados en una situación de gran vulnerabilidad".

Estos documentos dan pie a las autoridades chadianas para afirmar que la ONG les engañó.

Desde el pasado día 25, Breteau y otros cinco miembros de la ONG están detenidos en Abéché, al este del Chad, junto a tres periodistas franceses y los siete tripulantes españoles del avión que debía trasladar a los 103 niños a Francia. Y en Yamena está arrestado un piloto belga que en una avioneta había transportado a los niños desde la región fronteriza con Sudán hasta Abéché.

Los primeros están inculpados por secuestro de menores y estafa, mientras que los tripulantes y el piloto lo están por complicidad.

El presidente chadiano, Idriss Déby, que en las últimas 48 horas ha tenido dos conversaciones telefónicas con su colega francés, Nicolas Sarkozy, dijo anoche que desea que los "periodistas" y "las azafatas" sean liberados lo antes posible.

"Es cierto que deberíamos hacer una diferencia entre los periodistas que hacen su trabajo de información y comunicación y los responsables" de la ONG, dijo Déby.

Expresó el deseo de que la justicia chadiana esclarezca "muy rápidamente el asunto y que los periodistas, incluidas las azafatas, sean liberados lo más rápidamente posible".

Pero precisó que no puede "forzarle la mano a la justicia chadiana. Hay un procedimiento".

Sarkozy, que el pasado miércoles había llamado a Déby para pedirle la liberación de los periodistas, volvió a conversar con él ayer, en lo que el Elíseo calificó de "atmósfera extremadamente positiva".

También ayer un comunicado de varias organizaciones internacionales que se ocupan de los 103 niños desmontó las afirmaciones del Arca de Zoé de que se trataba de huérfanos de Darfur.

Según las organizaciones, casi todos los niños declaran tener un familiar próximo y proceden de la zona fronteriza entre el Chad y Sudán.

Mientras, la secretaria francesa de Estado de Derechos Humanos, Rama Yade, recibirá hoy en París a familiares y allegados de los miembros de la ONG detenidos en el Chad. EFE