Archivo de Público
Jueves, 19 de Junio de 2008

La integración que busca Rajoy choca con la resistencia de Madrid

Sus colaboradores creen que no estará en la dirección Ignacio González, mano derecha de Aguirre

 

MARÍA JESÚS GÜEMES ·19/06/2008 - 08:00h

IÑAKI - En primer plano el cartel del Congreso de los conservadores que ya se expone a la entrada de la Feria de Muestras de Valencia.

En el PP comienzan a desatarse los nervios. Todos quieren saber los nombres del equipo que acompañara a Mariano Rajoy. El líder conservador ha asegurado que hará un esfuerzo de integración. Ayer, en RNE, añadía que su intención era hacer una dirección representativa del partido y, en referencia a los críticos, que no iba a por nadie. Pero en sus filas saben que algunos lo tienen más fácil que otros.

El entorno de Rajoy da por hecho que si se lo propone a Alejo Vidal Quadras, este aceptará repetir y que Juan Costa se lo puede llegar a pensar. En cambio, dan por seguro que Gabriel Elorriaga, quien puso en duda su liderazgo, no estará en el reparto y ven muy complicado que Ignacio González se cuele de nuevo entre las 35 personas que componen el Comité Ejecutivo Nacional del partido. El vicepresidente primero de la Comunidad de Madrid fue uno de los vocales electos del XV Congreso Nacional.

El equipo del líder del PP considera que la mano derecha de Aguirre se ha excedido a la hora de lanzar sus ataques contra Rajoy. Además, nadie olvida el discurso que leyó en la última reunión del partido, donde advirtió al presidente del riesgo de caer en el relativismo, en el oportunismo cortoplacista y acomplejado y en el tacticismo. Al jefe de la oposición, que permaneció inmutable ante las críticas, por lo visto las palabras de González le llegaron al alma.

Por ello, en la sede nacional estiman que el mayor escollo para la nueva etapa del partido es el PP de Madrid. El resto de los territorios ha mostrado su respaldo a Rajoy y la situación en el País Vasco se ha solventado con el nombramiento de Antonio Basagoiti.

Los 208 no son de Aguirre

Un asesor de Rajoy explicó a este diario que es importante distinguir, porque los 208 compromisarios electos de Madrid no son de Esperanza Aguirre. Hay quien piensa que Rajoy puede solventar la situación incluyendo a Manuel Pizarro o a Manuel Lamela. El líder del PP siempre ha dicho que no sentía ninguna animadversión hacia los dirigentes madrileños y que cree que en la región hay mucha gente buena. En función del reparto de papeles que haga se verá si era o no verdad.

Hay que poner a una persona que tenga el mismo peso que González y habrá que ver si Aguirre cede a que sea otra, comenta un diputado. Desde luego, puede contar con el secretario general del PP madrileño, Franciso Granados, pero debería haberlo cerrado ya con la lideresa y ayer desde su círculo se aseguraba que aún no había recibido ninguna llamada en ese sentido.

Oficialmente, desde el Gobierno regional explican que es una decisión que le corresponde tomar al presidente. Entre bambalinas, muestran su disgusto y recalcan que no será González quien tenga dificultades para integrarse, sino más bien de ellos para encajarlo. No es lo mismo.Y creen que, decida lo que decida, habrá que estudiar qué consecuencias le trae.

Aguirre, que formara parte de la Ejecutiva por su condición de miembro nato, González y Granados acudirán al Congreso de Valencia. Como ninguno de ellos fue al acto de apoyo a la candidatura de Rajoy en Valladolid todos los ojos se detendrán en ellos... y en su votación final.