Archivo de Público
Jueves, 19 de Junio de 2008

María Dolores de Cospedal augura un proyecto integrador para el PP

EFE ·19/06/2008 - 11:10h

EFE - La presidenta del PP de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, durante la entrevista realizada con motivo de su visita ayer a la sede central de la Agencia Efe. El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha propuesto a María Dolores de Cospedal, máxima responsable del partido en Castilla-La Mancha, como secretaria general de esta formación.

María Dolores de Cospedal, presidenta del PP de Castilla-La Mancha y desde hoy candidata a la secretaría general de esta formación, considera que Mariano Rajoy va a abanderar una integración en su partido que se va a evidenciar más en los proyectos que en las personas.

Cospedal hizo ayer estas declaraciones a Efe en el transcurso de una visita a la Agencia horas antes de que Rajoy hiciera público que es su candidata a la secretaria general.

En su conversación con los periodistas de Efe, quienes le insistieron en sus posibilidades como secretaria general después de que apareciera en una lista de seis dirigentes que mencionó públicamente Rajoy hace unos días, María Dolores de Cospedal no reveló ninguna pista; ha sido hoy cuando se ha conocido la noticia.

Ayer, tomando una café en la redacción de Efe estaba tranquila, relajada, confiada y segura en la capacidad del PP para salir más fuerte y unido del trascendental Congreso que esta formación inicia mañana en Valencia.

Sus declaraciones de ayer tienen ahora el valor de las opiniones de una altísima dirigente del PP, la número dos.

Opinó que Esperanza Aguirre "es indispensable en el proyecto político" de su partido y subrayó que ella habla muy a menudo con Rajoy.

Ante la posibilidad de que fuera compatible la secretaría general del PP con la Presidencia del partido en Castilla-La Mancha aseguró desconocerlo y explicó que esa es una decisión que compete a Rajoy y a su equipo de dirección; ahora no le quedará más remedio que planteárselo.

"Yo no lo sé ni lo puedo saber; lo que sí puedo decir es que tengo un compromiso con los afiliados y militantes de Castilla-La Mancha y ese compromiso lo voy a mantener", dijo ayer, bien poco antes de que su trayectoria política diera un giro de 180 grados.

Cospedal cree que el PP va a llevar adelante un proyecto integrador, aunque precisó que "no hay que confundir los proyectos con las personas".

"Esa integración se va a demostrar más en el proyecto y en las ponencias políticas que en las personas; es más importante el proyecto total del PP reflejando todo lo que piensan las personas que pertenecen al partido, que el hecho de que tengan que estar absolutamente todos los críticos", añadió.

Respecto al papel de Esperanza Aguirre en el partido, la que fuera consejera en el Gobierno de la presidenta madrileña explicó que es "una de las personas básicas para el PP y uno de los personajes más trascendentales en la vida política española".

"Mariano Rajoy es el mejor presidente para el PP y es indispensable que Esperanza Aguirre esté en el proyecto político del PP; una cosa no quita la otra", puntualizó Cospedal, quien aseguró que la presidenta madrileña tiene "un brillante futuro político" y "va a estar en el proyecto nacional porque es indispensable que esté".

Negó que tenga temor alguno a que los críticos con Rajoy aguarden agazapados a que el PP pueda tener un mal resultado en próximas citas electorales como los comicios europeos.

Para ella, es normal que tras el Congreso de un partido haya personas más contentas que otras, pero está convencida de que la inmensa mayoría va a estar con Rajoy.

A su juicio, es bueno que haya voces discrepantes, pero también que éstas se manifiesten en el seno del órgano del partido competente para ello.

Cospedal se mostró convencida de que Rajoy va a salir reforzado del Congreso de Valencia tras un proceso "arduo, pero fructífero", en el que cree que ha demostrado una forma de hacer las cosas que ha gustado a muchas personas.

"Tras el Congreso de Valencia, tanto el proyecto del PP como su líder van a tener una tremenda proyección", vaticinó.

Prefirió no comentar el abandono de María San Gil de sus responsabilidades en el partido por tratarse de una decisión personal y defendió que en Valencia el PP traslade un mensaje de confianza consistente en que es un partido capaz de sacar a España "de la apatía y la crisis económica".