Archivo de Público
Jueves, 19 de Junio de 2008

Zapatero califica de "inaceptable" la ampliación de la semana laboral hasta 65 horas

El presidente del Gobierno confía en que en unos años la economía española pueda volver a la senda del crecimiento

PÚBLICO.ES / AGENCIAS ·19/06/2008 - 11:35h

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, esta mañana en Radio Nacional. EFE

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, dijo hoy que la directiva europea que plantea ampliar la semana laboral hasta las 65 horas es "inaceptable".

En una entrevista en Radio Nacional de España, el presidente calificó la directiva de "retroceso" y que, además, no ayuda "para nada" a la competitividad.

Frente a quienes abogan por la contención salarial, el presidente señaló que España no va a competir en este aspecto con algunos países emergentes, y subrayó la necesidad de ser más competitivos en innovación, en tener mayor calidad en la producción y un contexto "adecuado".

Preguntado por la percepción de crisis económica que tienen los ciudadanos, Zapatero reconoció que España pasa por "dificultades y problemas", pero es "fuerte".

Añadió que si los ciudadanos tienen esa percepción "hay que respetarla profundamente", pero recordó que para el Gobierno la gran prioridad de esta legislatura es "atender y apoyar" a los sectores que perciban menos renta.

El activo del diálogo social 

Avanzó que en unos años la economía podrá volver al crecimiento y subrayó que España, además, cuenta con un activo "que para sí quisieran" otros países, como es el diálogo social.

Al respecto, se refirió al documento que el Gobierno y los agentes sociales aprobarán en julio con los acuerdos que serán objeto de diálogo social.

En este sentido dijo que las prioridades son abordar a medio plazo dos reformas "importantes": el papel de los servicios públicos de empleo para dar una respuesta adecuada a quienes buscan trabajo y fortalecer la formación profesional, porque la intermediación entre el proceso formativo y la demanda de empleo no se armoniza "adecuadamente".

También consideró prioritaria la protección social, para lo cual, precisó, ahora corresponde que el Pacto de Toledo determine si es necesario introducir reformas que garanticen a largo plazo el "sólido" sistema actual de pensiones.

En materia de política industrial, Zapatero subrayó la necesidad de mejorar la competitividad de la economía en sectores que tomen el relevo de la construcción que, a medio plazo, no tendrá la misma dimensión que en los últimos años "que fue excesiva". 

"Irlanda no va a parar a Europa"

El presidente del Gobierno confía en que los Gobiernos europeos respalden mayoritariamente el proceso de integración europea, a pesar del rechazo de Irlanda en referéndum al Tratado de Lisboa y afirmó que "las instituciones han de tener la respuesta para que Irlanda sea la que tenga la duda y el problema, no la Unión Europea".

"Irlanda no va a parar a Europa, el proceso de confirmación y de integración europea", afirmó en RNE horas antes de viajar a Bruselas para un Consejo Europeo en el que los jefes de Estado y Gobierno analizarán el 'no' irlandés.

"Habrá que escuchar a Irlanda hoy pero habrá que tener la respuesta preparada para que sigamos adelante", aseguró Zapatero. Tras valorar positivamente que Reino Unido ratificara ayer el Tratado de Lisboa, el jefe del Ejecutivo recalcó que la posición del Gobierno de España es que la integración europea debe seguir adelante, y esperó que los demás gobiernos europeos estén en la misma línea.

A su juicio, "lo que no puede ser es que Irlanda, con todos los respetos democráticos, pueda parar un proceso tan necesario como es la integración europea", porque se da "la paradoja" de que aunque los ciudadanos ven la construcción de la UE como algo lejano y "poco inteligible", lo cierto es que los problemas que más les preocupan -migraciones, cambio climático, problemas económicos y crimen organizado- sólo pueden tener una respuesta supranacional.