Archivo de Público
Miércoles, 18 de Junio de 2008

"Villa, véngame tú"

Luis Enrique: El ex jugador espera, 14 años después, saldar cuentas con Tassotti. El asturiano cree que España puede acabar con su bestia negra

 

NOELIA ROMÁN ·18/06/2008 - 23:00h

EFE - Luis Enrique se queja al árbitro del codazo propinado por Tassotti.

Han pasado casi tres lustros desde aquel episodio, pero la imagen permanece en la retina y se aviva cada vez que Italia se cruza en el camino de la selección española. Entonces, indefectiblemente, como si de una costumbre atávica se tratara, aparece el rostro de Luis Enrique, con la nariz rota, chorreando sangre, a punto de explotar de rabia. Acaba de recibir una codazo de Mauro Tassotti, un soberano penalti, y el árbitro ni se ha inmutado. Son los cuartos del Mundial de Estados Unidos y España acaba de claudicar (2-1), una vez más, ante Italia.

Desde entonces, desde aquel 9 de julio de 1994, Luis Enrique simboliza la impotencia española ante la repetida derrota frente a Italia. La escena se recupera en cada cruce y sirve para alimentar un sentimiento de revancha. El domingo, el equipo dirigido por Aragonés contará con una nueva ocasión de saciarlo: de nuevo en unos cuartos, España e Italia cruzan sus caminos.

Elige a su paisano

Me encantaría que Villa me vengase, que la selección fuese superior y eliminase a los campeones del mundo, reconoció ayer Luis Enrique, en su presentación como nuevo técnico del filial del Barça. Al menos, tendremos una ventaja clara: que Tassotti no jugará. Podemos estar tranquilos, bromeó al recordar el viejo episodio.

En 14 años, Luis Enrique no ha saldado cuentas con Tassotti, sancionado a posteriori con siete partidos, y ahora ayudante de Carlo Ancelotti en el Milan. Tampoco lo pretende. El ex internacional prefiere que lo haga la selección. Veo a España muy convencida de poder hacer algo, apuntó el asturiano. Éste tiene que ser el año y no hay mejor rival que el campeón del mundo para dejar atrás la bestia negra de los cuartos de final, abundó, teniendo en cuenta un dato: desde su famoso codazo, España sólo ha batido a Italia en una ocasión. Fue en los cuartos de los Juegos de Sidney, y con un nuevo codazo, esta vez de José Mari a Cirillo. Ahora se presenta una nueva ocasión.