Archivo de Público
Miércoles, 18 de Junio de 2008

Enérgica respuesta del Gobierno a las recetas del Banco de España

Corbacho destaca que el sistema de pensiones «goza de muy buena  salud»

PÚBLICO.ES ·18/06/2008 - 19:56h
El Gobierno salió al paso  ayer enérgicamente de las recomendaciones propuestas en la víspera por el Banco de España en su informe anual. El asunto más sensible abordado por la entidad fue el de la reforma de las pensiones, que se debería acometer “pronto” para no poner en peligro las
finanzas públicas.
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, contestó al banco subrayando que España cuenta con un sistema “sólido” de Seguridad Social, con un fondo de reserva de 56.000 millones de euros. En la misma dirección, el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, manifestó que el sistema tiene “muy buena salud” y destacó que el número de personas que cotizan respecto a las que perciben jubilación es de 2,71, lo que da una medida de su solidez.
Sobre la contención salarial propuesta también por el Banco de España, Corbacho señaló que la salida de la situación de ajuste no puede recaer sobre los trabajadores, sino que el esfuerzo lo tienen que hacer todos. “Los bancos, también”, recordó, aludiendo a los beneficios del sector de los últimos años.
El titular de Trabajo destacó la consideración que le merece el Banco de España “porque hace una política muy correcta en materia financiera”, pero dejó claro que eso no quiere decir que el Ejecutivo tome su informe y lo traslade “al pie de la letra” a su gestión.
Puerta abierta
Sin embargo, tanto el Zapatero como el ministro dejaron una puerta abierta a nuevas actuaciones en materia de pensiones, como la reforma que se adoptó en 2007, pactada con sindicatos y empresarios. Zapatero  convino en que hay que estar “siempre abiertos e introducir reformas” para fortalecer la Seguridad Social, mientras Corbacho señaló que es bueno trabajar en un
horizonte a largo plazo.
Menos margen dejó la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor. El informe del Banco apuesta por eliminar algunas de las restricciones en el mercado de alquiler, sobre todo en lo que se refiere a la duración de los contratos, ahora establecida en un mínimo de cinco años. Corredor, que ayer presentó las líneas maestras del nuevo Plan de Vivienda,  descartó tajantemente la propuesta de la entidad dirigida  por Miguel Ángel Fernández Ordóñez: “La Ley de Arrendamientos Urbanos, en lo que a la duración de los contratos se refiere, se ha logrado con un amplio pacto social y parlamentario. Cualquier reforma que se tuviera que acometer  tendría que lograr el mismo consenso puesto que tiene mucha incidencia
social”, aclaró.
Tampoco a los sindicatos le gustaron las alusiones a la moderación salarial y a la reforma de la negociación colectiva planteada en el informe del banco. El secretario general de UGT, Cándido Méndez, defendió la necesidad de mejorar los salarios y negó que éstos sean los responsables de la escalada de la inflación.
En defensa del informe del Banco de España, salió el presidente del PP, Mariano Rajoy, quien aseguró que este organismo “lleva tiempo diciendo cosas bastante sensatas”. Rajoy aseguró que la reforma de las pensiones será uno de los asuntos que abordará en la próxima reunión que mantendrá con Zapatero.