Archivo de Público
Miércoles, 18 de Junio de 2008

La administración sanitaria se pone de acuerdo para "sobrevivir a este periodo"

EFE ·18/06/2008 - 15:54h

EFE - El ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria (c), junto a los consejeros regionales de Sanidad, antes de la reunión del Consejo Interterritorial de Salud, en la que intentará alcanzar un pacto de Estado en política sanitaria con las comunidades autónomas.

El Ministerio de Sanidad y los consejeros del ramo han decidido hacer el "esfuerzo" de ponerse de acuerdo para defender las necesidades del Sistema Nacional de Salud y lograr así que "sobreviva a este periodo".

Así lo ha indicado el titular de este departamento, Bernat Soria, en la rueda de prensa celebrada tras el primer Consejo Interterritorial de la legislatura, donde se acordó elaborar un documento de consenso, antes de julio, sobre los criterios que trasladarán al Consejo de Política Fiscal y Financiera.

Soria se ha felicitado especialmente de la acogida que ha tenido su propuesta de establecer un pacto por la Sanidad que permita salvaguardar este "patrimonio de todos los españoles" en condiciones de calidad, universalidad, eficiencia e innovación, y cuyos principios "básicos" podrían estar listos en otoño.

Concretamente, se ha referido a la necesidad de "dotar" al Fondo de Cohesión para que no haya desigualdades entre las distintas comunidades autónomas derivadas de la realidad actual, caracterizada por un único Sistema Nacional de Salud y "diecisiete gestores".

El Consejo ha sido calificado como un "hito", un "éxito" y "el mejor de los celebrados en la historia" porque, a juicio de los participantes, ha marcado "un antes y un después" en este órgano, ya que, por primera vez, se han dejado aparte las críticas y reproches, para defender las acuciantes necesidades del sistema sanitario.

Aunque no estaba previsto tratar el pacto por la Sanidad en el orden del día, los asistentes han decidido asentar de forma unánime criterios en recursos humanos dado el actual "déficit" de médicos; en sus retribuciones, en la carrera profesional del personal sanitario y también sobre la cartera de servicios.

El objetivo es que todos los ciudadanos sean atendidos en condiciones de calidad y equidad independientemente del lugar en el que residan, para que, como ha matizado el ministro, "este patrimonio pueda pasar a nuestros hijos" y "tenga continuidad".

Las comunidades de diferente signo político han exigido de forma unánime una financiación suficiente que garantice la "sostenibilidad" y "equidad" del modelo español que, como ha recordado el ministro, se sitúa entre los cinco mejores del mundo.

Los responsables autonómicos han confesado que la principal "dificultad" a la hora de desarrollar su propuesta pasa por determinar cómo se ponderarán las variables que caracterizan a cada región, aunque todas comparten el invertir en Salud entre el 30 y el 40 por ciento de su presupuesto total.

Así, las más pobladas exigen que se reconozca el incremento de habitantes que han experimentado mientras que otras alegan factores como el envejecimiento poblacional o la dispersión geográfica.

En el debate salieron a relucir otros elementos como la afluencia de turismo que registran las comunidades autónomas del litoral, así como la situación de insularidad de Canarias y Baleares.

Los consejeros de Cataluña y Madrid han esgrimido que la población por la que se decide la inversión que reciben actualmente no se corresponde con el número de ciudadanos reales que atienden los servicios sanitarios, debido al fenómeno de la inmigración.

Andalucía y la Comunidad Valenciana se encontrarían en una situación semejante, a lo que habría que añadir la atención que prestan al elevado número de turistas, según han dicho sus respectivos consejeros.

Otras autonomías como Galicia, Castilla y León y Aragón han defendido que se ponderen elementos que acarrean un gasto sanitario importante, entre ellas la atención a un creciente número de personas mayores de 65 años, la dispersión geográfica y la diseminación de los núcleos de población.

Los consejeros han decidido comenzar a trabajar en estos asuntos a la vuelta del verano y en septiembre todas estas necesidades darán forma a diversos grupos de trabajo, para lograr acuerdos que permitan el mantenimiento y mejora de la cartera de servicios.