Archivo de Público
Miércoles, 18 de Junio de 2008

Rafael Ávila no ha sufrido ninguna agresión durante secuestro, según su hermano

EFE ·18/06/2008 - 08:05h

EFE - Agentes del Grupo Especial de Operaciones de la Policía Nacional (GEO).

Rafael Ávila Tirado, el empresario de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) liberado esta madrugada en un chalé de Almonte (Huelva) por la Policía Nacional tras 16 días desaparecido, no ha sufrido ninguna agresión durante su cautiverio, según ha informado a los periodistas uno de sus hermanos.

José Manuel Ávila ha explicado a los periodistas que su hermano ya se encuentra en casa "en buen estado de salud" y ha asegurado que lo primero que ha hecho Rafael al llegar a casa "ha sido abrazar a su familia y darse una ducha".

Asimismo, ha indicado que el empresario sanluqueño no ha sufrido ninguna agresión física durante su cautiverio.

La familia ha recibido a las 2.30 de esta madrugada la noticia de su liberación de manos de la Policía Nacional.

Mañana a las doce del mediodía hay prevista una rueda de prensa en el Hotel Guadalete de Sanlúcar de Barrameda en la que los familiares ampliarán más información sobre este suceso, que ha conmocionado a la localidad gaditana.

Miembros del Grupo Especial de Operaciones (GEOS) de la Policía Nacional liberaban esta madrugada en el término municipal de Almonte (Huelva) al empresario dieciséis días después de su desaparición en la localidad gaditana.

Según han informado a EFE fuentes de la Jefatura Superior de la Policía Nacional en Andalucía Occidental, el empresario se encontraba atado con cadenas en el interior de un chalet en Almonte y custodiado por dos personas que han sido detenidas.

En la operación especial se ha procedido además a la detención de dos personas en Sevilla que son consideradas los cabecillas del grupo que ha perpetrado el secuestro.

La Policía Nacional mantiene abierta la investigación en torno a este asunto, que inició a principios de mes, por lo que no se descarta que puedan producirse nuevas detenciones.

La desaparición de Ávila fue denunciada por su padre el pasado miércoles día 3 al no acudir el empresario a dormir a su casa.