Archivo de Público
Miércoles, 18 de Junio de 2008

Desactivado el Plan de Emergencia tras una fuga de cloro, que es irritante y no tóxica

EFE ·18/06/2008 - 10:21h

EFE - Un bombero rocía de agua a un compañero como medida de descontaminación tras participar en el dispositivo creado tras la fuga de cloro que se produjo en la depuradora de Tres Cantos, en Madrid, que provocó la atención sanitaria a 50 personas por inhalación de cloro, de las que once han sido trasladadas a hospitales, aunque todas se consideran leves.

El Plan de Emergencias de la Comunidad de Madrid ha sido desactivado al normalizarse la situación en la localidad de Tres Cantos, en cuya depuradora se ha producido esta mañana una fuga de cloro que, según los Bomberos de la Comunidad, es irritante pero no tóxica.

La fuga, que se ha producido sobre las 8.30 horas, ha conllevado la atención sanitaria de 50 personas por inhalación de cloro, de las que once han sido trasladadas a hospitales, aunque todas se consideran leves, según los últimos datos difundidos por el SUMMA.

El Consistorio de Tres Cantos y la Delegación del Gobierno en Madrid han explicado, en sendos comunicados, que el suceso ha ocurrido accidentalmente cuando un camión realizaba labores de descarga en las instalaciones que el Canal de Isabel II tiene en la depuradora de Tres Cantos.

Los Bomberos de la Comunidad de Madrid y la Guardia Civil han precisado que una cisterna cargada con hipocloruro sódico ha vertido este líquido a un depósito de cloruro ferroso, lo que ha provocado una nube de gases irritante pero no tóxica.

Inmediatamente se ha puesto en marcha el Plan de Emergencias de la Comunidad de Madrid y el Plan de Actuación de Protección Civil de Tres Cantos, se ha procedido al cierre preventivo de la depuradora y han sido desalojadas varias empresas de la zona y una guardería, según ha detallado el Ayuntamiento.

Una vez normalizada la situación se ha desactivado el Plan de Emergencia, aunque en la zona continúan sanitarios, bomberos y efectivos de la Policía y la Guardia Civil realizando labores de control "hasta la definitiva normalización de la planta".

El Consistorio ha tranquilizado a la población, ya que la situación está "controlada y normalizada".

La Delegación del Gobierno ha precisado que en el primer momento se ha establecido un perímetro de seguridad de unos 500 metros en torno a la depuradora, y se ha pedido a la población que permaneciera en sus casas o lugares de trabajo con las puertas y ventanas cerradas, hasta que la situación ha quedado normalizada sobre las 10.00.

Como consecuencia de la nube tóxica han tenido que ser atendidos por inhalación de cloro el conductor del camión del Canal de Isabel II que realizó el vertido y nueve agentes de los distintos Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y sanitarios, según la Delegación.

Sergio Yagüe, oficial de Bomberos de la Comunidad de Madrid, ha explicado en la zona del suceso que han recibido el aviso poco después de las 08.30 horas, cuando una cisterna que contenía hipocloruro sódico ha vertido este líquido en un depósito de cloruro ferroso.

"Al mezclarse las dos sustancias se ha derramado una sustancia irritante, pero no tóxica", que ha provocado una nube de gases, ha precisado.

Los bomberos han cortado la fuga y han establecido un perímetro de seguridad, y a continuación han diluido el cloro con agua.

La portavoz de la Guardia Civil Mercedes Martín ha confirmado que tras la fuga han sido desalojadas varias empresas del polígono industrial, un restaurante y unos 150 niños y cuidadores de una guardería, que han sido trasladados al polideportivo La Luz.