Archivo de Público
Miércoles, 18 de Junio de 2008

Cinco millones de personas, en riesgo de hambruna en Zimbabue

El país padece problemas de escasez de alimentos desde 2001 y tiene la inflación más elevada del mundo, pero Mugabe culpa a las sanciones occidentales del hundimiento económico

Reuters ·18/06/2008 - 14:13h

Más de cinco millones de personas podrían padecer una hambruna en Zimbabue el año que viene al hundirse la producción agrícola debido al mal tiempo, la falta de semillas y fertilizantes, los costes del combustible y los bajos precios de los granos para los agricultores, según un informe de la FAO.

El informe de la agencia de la ONU para la Agricultura y la Alimentación urge al Gobierno del país sudafricano y a la comunidad internacional a que destine ayuda de emergencia para los agricultores que acabe con una escasez crónica que podría afectar a 5,1 millones de personas en el país a partir de enero del año que viene.

La FAO y el Programa Mundial de Alimentación han calculado que 2,04 millones de zimbabuenses podrían padecer la hambruna en los próximos meses, "culminando en unos 5,1 millones en el momento cumbre de la temporada del hambre entre enero y marzo de 2009".

Zimbabue padece problemas de escasez de alimentos desde 2001 y tiene la inflación más elevada del mundo en el 165.000 por ciento, pero su presidente, Robert Mugabe, de 84 años, culpa a las sanciones occidentales del hundimiento económico.

La ONU ha acusado a Harare de causar sufrimiento a la gente al ilegalizar a las organizaciones independientes internacionales que intentan gestionar la escasez alimentaria y la crisis económica que ha impulsado a millones de zimbabuenses a emigrar para buscar trabajo.

Mugabe, presidente del país desde su independencia en 1980, acusa a las ONG internacionales de hacer campaña en favor de la oposición para la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del 27 de junio, tras la primera ronda que ganó el líder opositor, Morgan Tsvangirai.

Solo hace poco que admitió que su programa de expropiar las granjas de los blancos ha supuesto la infrautilización de tierras agrícolas en un país que era el granero del sur de África.

El nuevo informe de la FAO dijo que esto está detrás del "cambio estructural" que ha llevado a un descenso de la producción en los últimos siete-ocho años.

"Los nuevos granjeros solo cultivan alrededor de la mitad de la tierra que les ha sido destinada", agregó, culpando también a la escasez de combustibles para los tractores, la poca inversión en infraestructura y tecnología y el "absentismo de una parte de los nuevos beneficiarios de los recolocamientos".