Archivo de Público
Martes, 17 de Junio de 2008

Fernández busca rebajar la confrontación con el envío de un proyecto de ley al Parlamento

EFE ·17/06/2008 - 16:00h

EFE - La presidenta argentina, Cristina Fernández, saluda en la Casa Rosada en Buenos Aires, antes de ofrecer un discurso en el que anunció que enviará un proyecto de ley al Parlamento para que apruebe los impuestos a las exportaciones de granos decretados hace tres meses por el Ejecutivo y que desataron el conflicto con el campo.

La presidenta argentina, Cristina Fernández, dio hoy un paso para rebajar el clima de confrontación que vive el país y anunció el envío al Parlamento de un proyecto de ley sobre el incremento de los impuestos que detonó el conflicto con el campo, tal como lo demandaban las organizaciones agrarias.

El anuncio se produce en medio de un clima de tensión creciente tras casi cien días de enfrentamiento entre el Gobierno y el campo, que se tradujo anoche en "cacerolazos" multitudinarios en Buenos Aires y las principales ciudades del país en contra de la política de Fernández y en demanda de diálogo para resolver el conflicto.

"Quiero darle a esa decisión más contenido institucional y democrático", dijo hoy la mandataria, en un mensaje al país transmitido en cadena nacional.

"Hoy vamos a darle más democracia a la democracia, más institución a las instituciones", agregó Fernández, que respondió así a una de las demandas de los productores agrarios, que reclamaban la intervención del Legislativo desde hace semanas.

Además, la decisión de Fernández se ha hecho pública después del revuelo político causado por el vicepresidente, Julio Cobos, que le solicitó el domingo al Gobierno retomar el diálogo y dar participación al Parlamento.

"Debemos dejar atrás los agravios, la intolerancia y la búsqueda de culpables para encontrar una solución", señaló Cobos, también presidente del Senado.

Pese al "gesto" de la presidenta, es muy probable que el trámite parlamentario no introduzca cambios significativos en la medida adoptada por el Gobierno, porque el Frente para la Victoria (peronista) que la llevó al poder tiene mayoría tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado.

De hecho, la oposición ha fracasado ya cuatro veces en sus intentos de habilitar sesiones especiales en el Parlamento para discutir los impuestos a las exportaciones de granos.

Según la Constitución argentina, el Legislativo tiene competencias exclusivas en materia de fijación de tributos, aunque ese poder las delegó al Ejecutivo tras la grave crisis económica que estalló a finales de 2001.

No obstante, las primeras reacciones de los productores agrarios al anuncio de la presidenta no se han hecho esperar.

"Tardamos 95 días en hacer algo bueno", dijo Ricardo Buryaile, vicepresidente de las Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), que recordó que las organizaciones agrarias han recogido ya un millón de firmas en demanda de la intervención del Parlamento en el conflicto.

A su vez, las cuatro patronales rurales valoraron en una rueda de prensa el "gesto" del Ejecutivo de habilitar el debate en el Parlamento, donde esta noche ingresó la iniciativa oficial.

Sin embargo, señalaron que recién este miércoles se sentarán a analizar en profundidad el proyecto de ley, el cual les genera "algunas dudas", y anunciaron que luego resolverán los pasos a seguir.

"Como actitud es valorable, habrá que ver los contenidos y alcances del proyecto. (...) Hoy hay un avance, es un gesto de reconsideración del rol del Congreso", declaró el titular de la Federación Agraria Argentina, Eduardo Buzzi.

El presidente de la Sociedad Rural, Luciano Miguens, dijo que las patronales seguirán "discutiendo" en el ámbito Parlamentario por los impuestos, pero continuarán insistiendo en reabrir el diálogo con el gobierno para conseguir una política integral para el sector.

Para el dirigente rural Alfredo de Angeli, que se ha hecho popular en este conflicto por los cortes en la ruta del Mercosur en la localidad fronteriza de Gualeguaychú, "hoy se abrió una estancia de la democracia".

"Lamentablemente casi cien días estuvimos en esto, pero ya está", apuntó De Angeli, quien, sin embargo, advirtió que los productores tendrán que evaluar cuándo se aborda el proyecto de ley en el Congreso, porque, según él, "si va a pasar un año, el conflicto no se solucionó".

De momento, se mantiene la huelga comercial del campo convocada hasta la medianoche de mañana, anunció De Angeli.

Según el dirigente justicialista Carlos Kunkel, la presidenta enviará hoy mismo, o a más tardar mañana, el proyecto de ley al Parlamento, que lo tramitará "dándole la prioridad que el tema merece".

La oposición se muestra cautelosa sobre la decisión de Fernández, que aprovechó su mensaje para invitar a los argentinos a acudir mañana a la Plaza de Mayo, frente a la Casa de Gobierno, a secundar el acto convocado por su marido y antecesor, Néstor Kirchner, actual líder del peronismo, en apoyo a la política oficial.