Archivo de Público
Martes, 17 de Junio de 2008

El Gobierno cambiará la ley para limitar la reagrupación familiar de inmigrantes

EFE ·17/06/2008 - 14:25h

EFE - El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, durante su intervención en el acto de entrega de las Medallas de Oro al Mérito en el Trabajo, concedidas por el consejo de Ministros el pasado mes de diciembre, hoy en Madrid.

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, se ha mostrado hoy partidario de cambiar la ley para limitar el derecho a la reagrupación familiar de los inmigrantes a las personas que integran el núcleo familiar -padres e hijos menores de 18 años- para no poner en riesgo el "Estado de bienestar".

"Hay que adecuar la ley para tener un mejor control y una mejor regularización" de la reagrupación familiar, ha dicho Corbacho tras un acto de entrega de Medallas al Mérito en el Trabajo.

Corbacho ha explicado que actualmente la reagrupación familiar además de entre la pareja y los hijos menores de 18 años se puede hacer extensiva a los suegros y padres y que cuando estos regularizan su situación "son generadores de este derecho para poder volver a reagrupar".

"Es una cadena que puede llevarnos a un sinfin" y que podría provocar -ha advertido el ministro- que en los próximos cuatro o seis años el número de personas reagrupadas sea "muy superior al numero de personas que vienen de fuera para trabajar".

En este sentido, el ministro ha planteado la necesidad de "poner un cierto orden" y distinguir entre lo que es la "familia extensiva" y la compuesta por el núcleo de padres e hijos menores, y en esta última "debe estar garantizado el derecho de reagrupación, sin más límites" que los que establezca la ley.

Para Corbacho es preciso un "instrumento útil", porque si siguen aumentando el número de reagrupados en los próximos cuatro a seis años hasta cerca de un millón, "sin duda, podría entrar en riesgo el Estado de bienestar", que, según el ministro, hay que preservarlo para todas las personas que vivan en España.

Además, el ministro de Trabajo e Inmigración va a trasladar el próximo viernes al Consejo de Ministros un conjunto de medidas para incentivar el retorno de los inmigrantes sin empleo, que procedan de los 19 países que tienen convenios con la Seguridad Social, unas 100.000 personas, del millón de ciudadanos de estos países que viven en España.

Según Corbacho, estos trabajadores que han cotizado y que tengan derecho al desempleo, de forma voluntaria, podrán acumularlo para volver a su país.