Archivo de Público
Martes, 17 de Junio de 2008

Israel y Hamás firman la tregua

Se trata de la “primera fase” de unas negociaciones más amplias que continuarán celebrándose en El Cairo

EUGENIO GARCÍA GASCÓN ·17/06/2008 - 19:00h


Después de meses de negociaciones, el Gobierno de Egipto anunció este martes que Israel y la organización extremista Hamás han alcanzado un acuerdo de alto el fuego que entrará en vigor el jueves a las seis de la mañana y que en principio durará seis meses. En realidad se trata de la “primera fase” de unas negociaciones más amplias que continuarán celebrándose en El Cairo como hasta ahora, es decir, con un formato de discusiones indirectas por medio del general Omar Suleyman, jefe de los servicios de inteligencia egipcios.

Hamás confirmó el acuerdo nada más hacerse público, mientras que Israel no lo desmintió aunque dijo que necesitaba algunas aclaraciones. Amos Guilad, del ministerio de Defensa hebreo, partió inmediatamente para El Cairo para ultimar los detalles con el general Suleyman.

Según fuentes palestinas e israelíes, el acuerdo prevé que tres días después de su entrada en vigor, y si lo respetan las milicias palestinas, Israel permitirá la entrada en Gaza de más suministros humanitarios, aunque no todos los que se estiman necesarios. Esto aliviará en parte la penosa situación en la que se encuentra la población de millón y medio de palestinos desde que Hamás se hizo con el control de la franja hace ahora un año.

La población ha sufrido férreo boicot que Israel ha impuesto con el consentimiento de los países occidentales y que ha causado estragos entre los civiles de la franja. Pero el castigo no ha detenido el lanzamiento de cohetes palestinos sobre territorio israelí. En los últimos doce meses han muerto cuatro civiles israelíes a consecuencia de los cohetes y granadas de mortero, mientras que el número de palestinos muertos supera los quinientos, de los que casi la mitad eran civiles.

Una semana después de que entre en vigor del acuerdo, Israel autorizará la entrada en Gaza de más suministros humanitarios abriendo completamente dos pasos fronterizos. Hamás espera que con estas medidas la franja recupere la normalidad en gran parte.

Vincula a las otras milicias

El acuerdo no sólo es vinculante para Hamás sino también para el resto de las milicias. “Confío en que todos respeten lo que hemos acordado. Todos los grupos que fueron a El Cairo han dado su visto bueno al alto el fuego y si alguien hace algo lo hará por su cuenta”, advirtió el dirigente de Hamás Ahmed Yusef.

La organización fundamentalista se puede apuntar un gran tanto puesto que Israel ha reconocido a Hamás como interlocutora, aunque haya sido de manera indirecta. Durante meses Israel dijo que nunca negociaría con los islamistas.

Hamás necesitaba dar este paso para aliviar la situación de la población de Gaza mientras que Israel tenía que asegurar un respiro para los residentes en las localidades cercanas a la franja que a diario han sufrido la caída de los cohetes.

Con el acuerdo las negociaciones no han tocado fondo puesto que las dos partes se han comprometido a seguir dialogando en El Cairo para establecer una “segunda fase” que incluya la apertura de Rafah –la frontera con Egipto– así como la liberación del soldado israelí Guilad Shalit, en poder de las milicias desde hace dos años.