Archivo de Público
Martes, 17 de Junio de 2008

Remedios S.S., acusada de los asesinatos de las ancianas, culpa a otra mujer

EFE ·17/06/2008 - 12:10h

EFE - Remedios S.S., la mujer que está acusada de haber matado a tres ancianas y de seis intentos de asesinato y que hasta ahora se ha negado a dar su versión de los hechos, compareció hoy en la Audiencia de Barcelona donde se ha iniciado el juicio.

Remedios S.S., a quien se juzga desde hoy acusada de asesinar de tres ancianas y de intentarlo con otras seis con el fin de robarles, ha señalado como autora de los crímenes que se le imputan a una inquilina que tuvo en su piso de Barcelona.

La declaración de hoy en la Audiencia de Barcelona es la primera que realiza ante una instancia judicial o policial desde que fue arrestada, a principios de julio de 2006.

No obstante, la acusada, más conocida como "Reme", en prisión provisional desde que fue detenida, sólo ha accedido a contestar a preguntas de su abogado, Jordi Colomines.

"Sería incapaz de hacer algo así", ha destacado la acusada, para quien el fiscal pide penas que suman 172 años de cárcel por tres delitos de asesinatos, seis de intento de asesinato y siete de robo con violencia que tuvieron lugar entre junio y julio de 2006.

Al parecer, la acusada se ganaba la confianza de las ancianas para acceder a sus domicilios y asesinarlas para posteriormente apropiarse de dinero en efectivo y joyas.

Remedios S.S. ha reconocido que estuvo en el domicilio de las víctimas, pero siempre junto con a la que mujer a la que acusa de los crímenes, quien, según ha dicho, se llama Mary, es argentina y cuidaba ancianas a domicilio

Si en el piso de las víctimas sólo se hallaron huellas dactilares de la acusada y ninguna de esta supuesta asesina llamada Mary, es porque ella llevaba siempre guantes de látex, según ha precisado "Reme".

La procesada ha descrito a Mary como una mujer de estatura mediana, de constitución fuerte y pelo corto y de color caoba y ha explicado que estuvo viviendo en su domicilio durante un mes, aunque nunca llegó a dormir en casa porque, ha dicho, "prefería estar con su novio", que estaba entonces de vacaciones en Barcelona.

En referencia a las joyas de las víctimas halladas en su domicilio, ha explicado que se las había dado Mary como aval hasta que obtuviera el dinero necesario para pagar la habitación que le alquiló.

Sin embargo, también ha dicho la acusada que en ocasiones Mary le daba 50 o 100 euros para que pudiera jugar en el bingo mientras la esperaba hasta que terminara de trabajar.

"Reme", a la que se acusa de haber ido a locales recreativos después de haber robado a las víctimas tras asesinarlas, ha reconocido que acudía frecuentemente a los bingos, y ha admitido que una vez su hijo tuvo que ir a sacarla de uno de estos locales, pero ha negado que fuera adicta.

Sobre su absoluto mutismo hasta hoy, la acusada lo ha achacado a sus anteriores abogados, quienes, según ha dicho, le aconsejaron que no declarara.

También ha rechazado que fuera ella quien se negó a realizar una rueda de reconocimiento y ha recalcado que "si no se hizo fue por culpa de su anterior abogado".