Archivo de Público
Martes, 17 de Junio de 2008

Cultura planta cara a los piratas

Las nuevas leyes anunciadas por el ministro César Antonio Molina incluyen la defensa del patrimonio submarino y la lucha contra las copias ilegales 

PÚBLICO.ES ·17/06/2008 - 16:09h

EFE / KOTE RODRIGO - El ministro de Cultura, César Antonio Molina, conversa con la presidenta de la Comisión correspondiente del Congreso de los Diputados, Clementina Díez de Baldeón.

La cultura española se quiere blindar contra los piratas. Los del mar y los digitales. Esa una de las conclusiones que se desprenden de la comparecencia del ministro de Cultura, César Antonio Molina ante la Comisión de Cultura del Congreso, la primera de la legislatura. En ella anunció que habrá nuevas leyes del Patrimonio Histórico Español, y de la Música, el Teatro y la Danza, y de Archivos.

Molina ha indicado que con la nueva Ley de Patrimonio Histórico Español se pretende establecer un sistema de protección del patrimonio arqueológico subacuático para "impedir la impunidad de aquellos que atentan contra él".

La nueva Ley de Patrimonio Histórico Español pretende, además de establecer un sistema de protección del patrimonio arqueológico subacuático, incorporar el concepto de paisaje cultural y las medidas derivadas de la ratificación por España del Convenio sobre el paisaje, así como adecuar el sistema nacional de museos y archivos al actual marco autonómico.

También, ha dicho, se elaborará un proyecto de Ley de la Música, el Teatro y la Danza, para el que serán "oídos" todos los grupos y se buscará el acuerdo de las administraciones así como la opinión del Consejo Estatal de las Artes Escénicas y de la Música y los Consejos sectoriales de música, danza, teatro y circo.

Industrias culturales 

El ministro ha informado de la creación de la nueva Dirección General de Política e Industrias Culturales, que reordenará la acción cultural en el exterior centrándose en los países que consideran prioritarios, especialmente Iberoamérica. Para todo ello contará con la colaboración del Ministerio de Asuntos Exteriores. En este sentido, Molina explicó que si existe "cierto desaguisado en la acción cultural en el exterior se debe al Partido Popular con la creación de las sociedades estatales que alguien creó, sin mucho tino, tratando de acaparar las competencias de dos Ministerios", afirmó.

Para el fomento de las industrias culturales, que representan "nada menos" que el 5% del PIB y emplean a cerca de un millón de trabajadores, van a proponer una nueva línea de crédito específica para la creación de nuevas empresas; ayudas para costear los avales para acceder a financiación externa; subvenciones a la inversión en capital para la innovación; y ayudas reembolsables para la internacionalización de las compañías.

"La actual situación de vulneración masiva de los derechos de propiedad intelectual representa una enorme amenaza"

En cuanto a la "piratería" ha asegurado que "la actual situación de vulneración masiva de los derechos de propiedad intelectual" representa "una enorme amenaza" para la supervivencia de las industrias culturales y la cultura "en general".

En la lucha contra ella ha apuntado que el próximo 10 de julio se reunirá la Comisión Antipiratería y ha recordado como otras citas importantes la de la Conferencia Sectorial de Cultura, para el 14 de julio en Zaragoza, y la del Patronato del Centro Documental de la Memoria Histórica, convocado para este jueves en Salamanca.

Asimismo, Cultura pondrá en marcha cinco grandes infraestructuras culturales, como el Centro Nacional de las Artes Visuales, el Centro Nacional de la Moda, el futuro Museo del Circo; el Museo Nacional de Etnografía o el Museo Internacional del Mediterráneo.

La creación de un canal de televisión cultural en colaboración con RTVE para la difusión nacional e internacional de los valores culturales y lingüísticos de nuestro país; un plan extraordinario para la construcción de bibliotecas públicas en ciudades de más de 100.000 habitantes y el desarrollo de un programa cultural coincidiendo con la presidencia española de la UE, son otros objetivos del Departamento de Molina.

Archivos

Molina ha anunciado que habrá una nueva Ley de Archivos "dado que actualmente no existe una regulación estatal que aborde de manera global la protección y la conservación de la riqueza documental de las administraciones públicas", y se va a articular un Sistema Español de Archivos "como elemento esencial de colaboración del sector público y también de apoyo al sector privado".

Ha adelantado que también se desarrollará próximamente el reglamento de la Ley del Cine, que regulará aspectos que van desde la calificación de películas por edades, el reconocimiento de la nacionalidad española de ellas, a las condiciones de las coproduciones y los órganos colegiados que decidirán sobre las ayudas.

Molina ha explicado que se va a decidir con las Comunidades Autónomas qué establecimientos culturales "por su carácter interteritorial o de especial interés" deben ser estatales; los que deben "desclasificarse" porque tienen "un interés más vinculado a las Comunidades Autónomas donde radican"; y qué fórmulas "consorciadas" permitirán la financiación y gestión de las que resulten "de mutuo interés y gran relevancia".

Buenas prácticas

César Antonio Molina aludió también a la aplicación del Código de Buenas Prácticas, puesto en marcha ya en instituciones como la Biblioteca Nacional o el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía con el objetivo de "crear un mínimo denominador común en la gestión de las instituciones culturales", dijo el ministro.

También se llevará a cabo en el seno del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM) para efectuar el proceso de selección y nombramiento de los directores de los centros, la evaluación de su gestión y los criterios aplicables al contrato programa que habrá de suscribir cada uno de los centros.

Finalmente, respecto al Museo del Prado, Molina recordó que se ha culminado la fase más importante de su ampliación y que falta ahora la última y definitiva fase de la expansión del Museo.

Para ello se incorporará el actual Museo del Ejército y el antiguo Salón de Reinos del Palacio del Buen Retiro, dentro del "Campus del Museo del Prado".