Archivo de Público
Martes, 17 de Junio de 2008

El TS confirma la condena a tres paquistaníes detenidos en Barcelona en 2004

Mohammad Afzaal, Shahzad Ali Gujar y Mohammad Choudry deberán cumplir cinco años de cárcel

EFE ·17/06/2008 - 13:13h

El Tribunal Supremo ha confirmado la sentencia de la Audiencia Nacional que condenó a 5 años y medio de cárcel por colaboración con organización terrorista a los paquistaníes Mohammad Afzaal, Shahzad Ali Gujar y Mohammad Choudry, detenidos en Barcelona en 2004.

Los tres condenados formaban parte de un grupo de once personas que, tras su detención, fueron acusadas de planear atentados contra edificios emblemáticos de la capital catalana, aunque la Audiencia Nacional finalmente les absolvió de ese delito, por el que la Fiscalía había pedido para ellos penas de entre 22 y 32 años de prisión.

Según la Audiencia Nacional, que absolvió a seis de los once paquistaníes y condenó a otros dos a penas menores, los procesados enviaron dinero a personas como Amjad Farooqui, activista relacionado con el secuestro y asesinato del periodista estadounidense Daniel Pearl en 2002, y que ya ha fallecido.

Relacionados con 'El Egipcio' 

En su sentencia, ese tribunal también dio por acreditados dos envíos realizados a Ahmed Khalfan Gialiaini, hijo de un "conocido terrorista"; y a Naem Noor Khan, al que se le atribuyen "responsabilidades" en Al Qaeda y que habría estado implicado en la preparación de los atentados contra el aeropuerto londinense de Heathrow.

El tribunal da por acreditados dos envíos realizados a Ahmed Khalfan Gialiaini, hijo de un "conocido terrorista"

Rabei Osman El Sayed, El Egipcio, absuelto por los atentados del 11-M, también pudo ser destinatario de alguno de estos envíos de dinero, que se efectuaron entre abril y agosto de 2004 -cuando fueron detenidos los acusados- y superaron los 17.000 euros.

Por ello, la Audiencia Nacional consideró probado que los tres acusados mandaron dinero a "reconocidos" miembros de una red terrorista internacional y que "significaron actos de colaboración material, no un mero respaldo ideológico o moral" y fueron actos genéricos "ya que no se vinculaba la entrega a la ejecución de un plan concreto".