Viernes, 2 de Noviembre de 2007

Segundo día sin internet en Birmania tras el nuevo corte de la Junta Militar

EFE ·02/11/2007 - 06:42h

EFE - La Junta Militar birmana mantiene hoy, por segundo día consecutivo, el corte del servicio de internet, una repetición de la medida del pasado septiembre, adoptada para evitar que saliera al exterior la represión contra los las marchas pacíficas encabezadas por los monjes. EFE/Archivo

La Junta Militar birmana mantiene hoy, por segundo día consecutivo, el corte del servicio de internet, una repetición de la medida del pasado septiembre, adoptada para evitar que saliera al exterior la represión contra los las marchas pacíficas encabezadas por los monjes.

Preguntados hoy por los medios tailandeses, portavoces del proveedor estatal Myanmar Teleport evitaron comentar las causas de las restricciones, pero aseguraron que no tienen órdenes de restaurar el servicio y añadieron que la Junta Militar no ha informado de fechas de apertura.

La medida fue tomada un día después de que cerca de un centenar de monjes se manifestara en la localidad de Pakokku, a unos 550 kilómetros al noroeste de Rangún, la primera protesta en un mes desde que las fuerzas de seguridad aplastaran las manifestaciones en favor de la democracia.

De acuerdo con la disidencia birmana, la Junta Militar teme nuevas movilizaciones ante la visita al país de Ibrahim Gambari, el enviado especial de la ONU para Birmania, que llegará el próximo sábado.

Según la fuente, el régimen no desea que ocurra como antes del 29 de septiembre, fecha del primer corte de internet, cuando gracias a ese servicio los medios de comunicación internacional consiguieron fotos y vídeos de los tiros, golpes y malos tratos que los soldados y los agentes antidisturbios emplearon para acallar las protestas.

La desactivación de internet corre a cargo del departamento de guerra cibernética, adscrito a la Oficina de Servicios Informáticos del Ministerio de Defensa, que también se encarga de vigilar las conversaciones telefónicas y correos electrónicos de miembros de la oposición.

La represión de las manifestaciones pacíficas en Rangún y otras ciudades del país han causado la muerte de al menos 10 personas,según la Junta Militar, aunque la oposición en el exilio asegura que los fallecidos superan los dos centenares.