Archivo de Público
Martes, 17 de Junio de 2008

La Policía cierra dos locales donde se hacían apuestas hípicas ilegales en Madrid

EFE ·17/06/2008 - 11:26h

EFE - Material incautado en una operación realizada por la Policía Nacional en la que desmanteló dos establecimeintos de hostelería en los que se practicaban apuestas ilegales.

La Policía Nacional ha desmantelado dos establecimientos de hostelería de Madrid donde se practicaban apuestas hípicas clandestinas y ha intervenido en ellos casi dos mil euros y todos los efectos necesarios para desarrollar esta actividad ilícita.

Según ha informado hoy la Jefatura Superior de Policía, en el momento de producirse esta operación, se encontraban en uno de los locales 31 personas practicando apuestas, mientras que en el otro establecimiento fueron localizadas nueve.

La investigación la ha realizado el Servicio de Control de Juegos de Azar y ha permitido desmantelar una red de establecimientos de hostelería en los que se realizan apuestas de carreras de caballos, sobre todo los fines de semana y sin autorización de la Comunidad de Madrid.

En uno de estos establecimientos clandestinos de apuestas han sido incautados 1.955 euros, un aparato de sorteo compuesto por tres "mini-bombos", papeletas y diverso material empleado en el juego.

Cuando los agentes accedieron a este lugar, todos los participantes se encontraban en el interior del salón-comedor atentos a la subasta, mientras que el director de apuestas estaba subido en una silla y voceaba la puja por uno de los caballos.

El tipo de juego que se practicaba en este local se denomina "poule" y consiste en una apuesta diferente a las que se organizan en el hipódromo, que están legalmente permitidas y disponen de la autorización previa que establece el Reglamento de apuestas hípicas de la Comunidad de Madrid.

Según han informado fuentes policiales, normalmente estas apuestas clandestinas se celebran en salones-comedor de establecimientos de hostelería, donde se habilita una especie de mesa de control en la que se ubican el director de apuestas y sus auxiliares.

Estas personas disponen de los elementos necesarios para la realización de las apuestas hípicas, tales como bombos o saquitos para el sorteo, papeletas, caja o el programa de carreras.

Alrededor de la mesa de control se colocan los participantes, que normalmente son aficionados o personas relacionadas con el mundo del caballo.

Las apuestas suelen tener cobertura informativa y publicidad en revistas especializadas en carreras de caballos.