Archivo de Público
Martes, 17 de Junio de 2008

Al Gore: "Obama traerá el cambio que se necesita con urgencia"

El vicepresidente de la administración Clinton, una de las figuras más importantes del Partido Demócrata, da su apoyo al candidato 

ISABEL PIQUER ·17/06/2008 - 11:13h

Al Gore no pudo evitarlo y añadió un toque ecológico al respaldo incondicional que el pasado lunes dio a Barack Obama. "Incluso nuestros perros y nuestros gatos han aprendido que las elecciones cuentan. Y estas cuentan, más porque Estados Unidos necesita cambiar más que nunca". El ex vicepresidente, que mantuvo una prudente neutralidad durante las primarias, también criticó duramente al gobierno de George Bush, el hombre que le hizo perder las elecciones en 2.000.

"Tras ocho años de incompetencia, negligencia y fracaso", dijo Gore, "tras ocho años de ver nuestra Constitución deshonrada, necesitamos un cambio". En el escenario los dos hombres se abrazaron. "Cuando sea presidente", completó Obama, "contaré con Al Gore para que me ayude a luchar por conseguir una energía limpia para Estados Unidos y para el mundo".

El evento tuvo lugar, una vez más en Michigan, el mismo estado que el candidato demócrata eligió para escenificar otro respaldo, el de su ex rival John Edwards, hace un mes. Hay algunas heridas que cerrar: Michigan se ha quedado con la mitad de sus delegados después del castigo que le impuso el partido demócrata por adelantar sus primarias. Es uno de los estados considerados "sensibles" por su afinidad conservadora.

¿Qué aporta Gore a estas alturas de la carrera? El respaldo de la veteranía y una red consistente de contribuyentes demócratas para la batalla financiera. El apoyo del ex vicepresidente puede compensar el punto débil de Obama, que los republicanos ya han empezado a explotar: su falta de experiencia.

Gore leyó unas declaraciones que el presidente John F.Kennedy hizo durante su campaña electoral. "Si hubiéramos excluido de los puestos de confianza y responsabilidad a los que tenían menos de 44 años, Jefferson  no hubiera podido escribir la Declaración de Independencia, Washington no hubiera dirigido el ejército continental y ( ) Cristóbal Colón no hubiera descubierto América".  Obama cumplirá 47 en agosto.

Mientras, entre bambalinas, continúa la búsqueda del futuro (a) vicepresidente. Tras la dimisión de James Johnson, uno de los tres miembros del comité de selección, un veterano estratega con un pasado complicado a la cabeza de una de las principales firmas hipotecarias semi-estatales, Fannie Mae, el proceso continúa en la discreción más absoluta. En otras palabras, no se sabe nada.

Lo último es la sorprendente idea de contratar a Patti Solis Doyle como jefa de gabinete del futuro número dos. Doyle dirigía la campaña de Hillary Clinton y tuvo que dimitir tras los malos resultados de la candidata. Las dos mujeres, por lo visto, no han hablado mucho desde entonces ¿Quiere decir esto que Obama piensa en Clinton o todo lo contrario? Tampoco se sabe nada.

De momento las cosas no van mal. En las encuestas, que reflejan una realidad extremadamente cambiante, aventaja consistente a su rival republicano John McCain. El último sondeo del Washington Post da a Obama 48% de los votos frente a 42% para McCain. Pero como Al Gore sabe muy bien, se pueden perder unas elecciones incluso con la mayoría del voto popular. 

McCain a favor de perforar en las costas de EE.UU

John McCain quiere suspender la moratoria que impide buscar petróleo en las costas de Estados Unidos. El candidato republicano calcula que el apoyo de los estadounidenses angustiados y cada vez más endeudados por el aumento del precio del petróleo compensará las críticas de los grupos medioambientales.

"Debemos embarcarnos en una misión para eliminar nuestra dependencia del petróleo importado", dijo ayer McCain, "tenemos reservas sin explotar de al menos 21.000 millones de barriles. Pero una moratoria federal (aprobada en 1981) nos impide recurrir a esta energía ( ) es hora de que el gobierno levante estas restricciones".

McCain tiene un pasado mixto en el tema verde. En 2001 y 2006 votó a favor de construir plataformas petrolíferas en las costas de Florida, aunque en 2003 votó en contra. Siempre se ha opuesto a perforar la Reserva Natural del Ártico.

Obama criticó enseguida la propuesta de su rival. "Perforar para sacarnos de la crisis energética es la misma política equivocada del presidente Bush y que sólo beneficia a las grandes petroleras", dijo un portavoz de su campaña.