Archivo de Público
Jueves, 1 de Noviembre de 2007

Scotland Yard, declarada culpable en el "caso Menezes"

EFE ·01/11/2007 - 16:53h

EFE - El jurado del juicio por la muerte de Jean Charles de Menezes declaró hoy culpable a Scotland Yard por incumplir la ley británica de riesgo laboral. En la imagen de archivo, una fotografía del brasileño en la estación de metro de Stockwel, en Londres.

Scotland Yard ha sido declarada hoy culpable de incumplimiento de la ley británica de riesgo laboral en relación con la muerte por error, hace más de dos años, del brasileño Jean Charles de Menezes, a quien la policía mató a tiros al confundirle con un terrorista suicida.

La Policía Metropolitana, en el banquillo de los acusados desde el pasado 1 de octubre por un cúmulo de "errores catastróficos" que desembocaron en tragedia, como señaló la acusación, anunció hoy, tras escuchar el fallo, que recurrirá contra el mismo.

El juez instructor del proceso, Richard Henriques, observó que en el caso Menezes se había incurrido en un "incumplimiento aislado (de la ley) en medio de una serie de circunstancias extraordinarias, en las que una persona falleció y se puso a muchas otras en una situación potencial de peligro".

Al emitir el dictamen, el magistrado, que enfatizó que se extraerían de lo ocurrido las "lecciones oportunas", tuvo en cuenta que las circunstancias que rodearon la tragedia se enmarcaron en una "operación única y difícil", por lo que no se atribuyó "ninguna culpabilidad personal" a (Cressida) Dick", la persona al mando de la operación.

Además de la multa que Scotland Yard tendrá que abonar, de 175.000 libras (252.525 euros) y unas costas de 375.000 libras (541.125 euros), la presión sobre el comisario jefe del cuerpo, Sir Ian Blair, para que dimitiera se dejó sentir tras conocerse el fallo.

Así, el Partido Liberal-Demócrata (tercero de Reino Unido) fue el primero en pedir la dimisión de Blair, quien aseguró a los periodistas congregados a las puertas del Tribunal de Old Bailey que continuará en el cargo.

"Pretendo continuar al frente de la policía en sus cada vez más exitosos esfuerzos para reducir la criminalidad y prevenir y desmantelar las actividades terroristas en Londres y en otros lugares del Reino Unido", agregó.

Blair admitió, no obstante, que se habría planteado la posibilidad de dimitir en el caso de que el tribunal hubiera detectado "fallos sistemáticos" dentro del cuerpo.

"No voy a replantear mi posición sobre la base de lo sucedido ya que, como ha señalado el juez, fue algo que ocurrió un día y en circunstancias extraordinarias", recalcó.

Por su parte, la familia del brasileño aseguró que "no descansará" en su lucha por que se haga justicia y añadió que reclamará "una investigación completa y concienzuda".

El pasado 1 de octubre, la policía metropolitana se sentó en el banquillo de los acusados por la muerte de Jean Charles de Menezes, resultado, según la acusación, de una operación policial "mal planeada" y que entrañaba riesgo para los ciudadanos.

Menezes, que tenía 27 años, recibió hasta ochos tiros (siete en la cabeza y uno en el hombro) el 22 de julio del 2005 en la estación de metro de Stockwell, en el sur de Londres, por agentes de la brigada antiterrorista de Scotland Yard, que le confundieron con uno de los terroristas que habían intentado atentar la víspera contra la red de transporte de Londres.

Aunque el año pasado, la Fiscalía británica exoneró a los agentes implicados en el suceso, decidió procesar a la institución en su conjunto por supuestos delitos contra la ley de Seguridad e Higiene en el trabajo, de 1974, que obliga a las fuerzas del orden a velar por la integridad incluso de quienes no son sus empleados.

La decisión de la Fiscalía de procesar a Scotland Yard en virtud de una ley que normalmente se usa para valorar la seguridad en el lugar de trabajo sorprendió tanto a la policía, que intentó en vano detener el proceso en su contra, como a la familia de la víctima, que esperaba que se acusara de homicidio a los agentes involucrados.