Archivo de Público
Lunes, 16 de Junio de 2008

Capdevila: "Si yo fuera holandés, iría con Rumanía"

El lateral asistente. De sus botas salió el gol salvador de Villa ante Suecia. Ahora confía en que la relajación no se apodere del grupo antes de los cuartos

PEPE GARCÍA-CARPINTERO ·16/06/2008 - 21:40h

 Es el epicentro del buen rollo en la selección. Allí donde aparece una broma es señal que Joan Capdevila (Tárrega (Lleida), 3 de febrero de 1978) está presente. El zurdo ha llegado a la treintena en el mejor momento de su carrera. Subcampeón de Liga con el Villarreal y titular indiscutible de la roja. Tal es así, que hasta se puede permitir el lujo de ver en las estadísticas que fue el mayor pasador de la selección ante Suecia, y de sus botas -no sabe bien si intencionadamente aunque él dice que sí- salió la asistencia del gol milagroso de Villa.

Vaya comienzo de Eurocopa...

Todo está saliendo bien. Pero no hemos conseguido nada. Hay que seguir trabajando.

Dos victorias, titular y encima ya se permite el lujo de pasar más que los ‘jugones'.

La verdad es que personalmente estoy muy contento. A lo mejor no fue un partido espectacular, pero mira, pude ayudar al equipo a ganar.

Vaya pase que le dio a Villa. ¿Fue intencionado?

Sí, claro. Fue un pase orientado. Lo que pasa es que yo tampoco pensaba que iba a salir tan bien. Yo llegué forzado al balón y en ese momento sólo pensé en ponerla allí y sabiendo que estando arriba Torres o Villa, algo podría pasar. Era el último minuto y en esos momentos hay que ser contundentes con todo lo que haces en el campo.

¿Puede resultar contraproducente estar una semana entera pensando en los cuartos?

Para nada. Nosotros sabemos lo que nos estamos jugando. No vamos a caer en la relajación. Al contrario, nos estamos motivando mucho más porque queremos conseguir cosas importantes.

Pero cortar la racha...

En el equipo todos somos importantes. Es cierto que el míster va a realizar cambios contra Grecia. Pero eso es bueno para que el grupo vaya creciendo.

Hay buen ambiente.

Es la base de cualquier éxito. Hay un grupo muy unido y la verdad es que se nota a la hora de trabajar y realizar las cosas.

La piña del gol les delató.

Claro. Es que fue una alegría inmensa. Todos saltamos por los aires, como haría cualquier persona en ese momento. Después de todo el sufrimiento, lo conseguimos.

La experiencia de Alemania dice lo contrario. Con la relajación llegaron los problemas.

Esto aquí no va a pasar. Estamos intentando ganar en confianza. Está claro que en una fase final cualquier detalle te puede echar fuera y si en Alemania pasó algo así, pues habrá que aprender de ello y no caer de nuevo.

¿Parece que Luis les está enseñando cómo tener éxito con el contragolpe?

Es un arma que no veníamos utilizando antes. La ventaja es que contamos con dos delanteros muy veloces y lo aprovechamos en función del partido. Pero no hay que volverse loco, si no podemos, tocamos y tocamos.

El poder goleador de la selección está siendo abrumador hasta ahora.

Al nivel ofensivo somos una de las selecciones más fuertes y será raro que en algún partido no marquemos un gol.

Pero atrás, la defensa, aunque mejora, sigue un tanto insegura en algunas ocasiones.

Bueno, no estoy de acuerdo. Cada vez nos entendemos mejor. Ahora tenemos ya las ideas bastante claras. Los amistosos han servido para que mejoremos las cosas.

¿Ahora tendrá que mirar a Ramos antes de subir?

No podemos subir los dos porque es cierto que nosotros primero somos defensas y ya tenemos jugadores de equipo que pueden aportar en ataque. En los últimos partidos se ha visto bastante bien.

Hablando de toque, Lagerback dijo que España es campeón del mundo tocando y tocando el balón.

Es una virtud. Nos gusta tratar bien la pelota, pero las otras selecciones intentan explotar otras facetas que nosotros no tenemos: envergadura y fuerza física. Pero nosotros lo estamos solventando bien.

Empezamos a parecernos a los italianos, ganando en el último minuto...

Eso le ha dado muchos éxitos históricamente y creo que después de tantos años estamos aprendiendo de ellos. Es el camino para hacerse grandes. Aunque debemos ir con mucha paciencia, porque nosotros no hemos ganado nada todavía. Sólo hemos sacado adelante dos partidos y lo importante nos lo empezaremos a jugar a partir del domingo.

¿Un cruce con Italia?

Ni en pintura. A Italia, cuanto más lejos mejor. Tanto ellos como los franceses parece que no están y en el momento clave te la hacen.

¿Los franceses tampoco?

Es que siempre dan el callo en el momento oportuno. Son selecciones acostumbradas a ganar títulos y a jugar finales. A partir de cuartos se saben mover muy bien en los torneos y ellos acostumbran a ganarlos.

Si se pone en el lugar de Holanda, ¿es complicado jugar contra Rumanía pensando que perdiendo se quedan fuera serios rivales?

Es complicado. Pero tampoco se puede infravalorar a Rumanía. Estos torneos están muy igualados y si están ahí y con posibilidades es por algo.

Pero si usted fuera un aficionado holandés...

Lo tendría claro: iría con Rumanía.