Archivo de Público
Lunes, 16 de Junio de 2008

"Con 2-0 nos dijimos: qué más da perder 4-0"

Sus dos goles a Chequia le han catapultado hacia la categoría de mito en su país y en uno de los personajes de esta Eurocopa

LADISLAO J. MOÑINO ·16/06/2008 - 20:23h


Con ojeras de haber dormido poco por la tensión. El móvil ardiéndole por la multitud de mensajes. Nihat, con sus dos goles, es el hombre que mantuvo a Turquía despierta. El héroe que hizo que las calles de Estambul se colapsaran en la madrugada del lunes al martes.   

¿Cuándo vieron que podían dar remontar el 2-0?

El primer gol fue clave. Después creímos que podíamos hacer el segundo. Ellos estaban muy cansados y asustados. Nosotros sacamos toda la fuerza que teníamos dentro.

Es extraño que un portero de la categoría de Cech cante de esa manera.

No me lo esperaba, pero mi intención era seguir la jugada. De repente la pelota estaba delante de mí y sólo tenía que tocarla para marcar. El segundo gol fue impresionante. Tampoco lo esperaban. Igual pensaban que nos íbamos a conformar con los penaltis. Así ha sido mejor, ¿no? Menos sufrimiento

¿Quería colocar el balón en el sitio por el que entró?

Sí, pero el remate me salió mejor de lo que esperaba.

Un portero como Cech, con lo grande que es, debe imponer mucho en un mano a mano.

Sí, ocupa mucha portería y traté de ponerle el balón lo más lejos posible para que no llegara. Cuando recibí la pelota miré y observé donde estaba; vi el ángulo y remate allí. Me salió un disparo impresionante.

Como capitán de su selección, ¿cómo arengó a los suyos para que no tiraran el partido con el 2-0?

No soy sólo yo el que anima.Todos tenemos muchas ganas y nos dejamos sobre el todas las fuerzas que teníamos dentro. Con 2-0 nos dijimos: ‘Qué más da 3-0 que 4-0'. Por eso arriesgamos mucho. Therim hizo muy bien los cambios  y tácticamente todo nos salió bien a raíz de ellos.

¿Cómo es Therim?

Es un ganador, nunca se rinde. Él sabe que el partido dura 90 minutos y no es la primera vez que remontamos un resultado. Ese es nuestro estilo, nunca dejamos el partido, aunque vayamos ganando o perdiendo. Ahora nos queda otra final contra Croacia, que es una buena selección. Sólo quedan dos partidos para la gran final. Pensar eso, la verdad que es impresionante.

¿Están reviviendo lo del Mundial de 2002 en términos de la euforia que viven ustedes y su país?

Desde el Mundial de Corea pasamos seis años en los que se olvidaron de nosotros. Ahora, otra vez se acuerdan de que existimos, de que Turquía está jugando bien al fútbol. Otra vez hablan bien de nosotros, que era nuestro objetivo. Hemos hecho lo más difícil. Ahora son 90 minutos cada partido y puede pasar cualquier cosa.

Después de tantas lesiones, el fútbol parece que le está recompensando.

Ha sido un año magnífico tanto en mi vida profesional como en mi vida privada, porque tuve una niña. En el Villarreal fuimos subcampeones y jugaremos la Champions... La verdad es que no se puede pedir más.

Con Pires dio muchas vueltas al campo en solitario mientras se recuperaban de sus lesiones.

Sí, nos entendemos muy bien y compartimos habitación cuando nos concentramos.

¿Qué se decían mientras trabajaban codo con codo para volver?

No podemos llorar, ¿no? (risas). Nos tocaba trabajar y sufrir. No esperaba una vuelta tan buena de los dos.

¿Qué selección le está gustando en esta Eurocopa?

España y Holanda están jugando muy bien, y Portugal. Me gustarán los ocho que lleguen a cuartos, porque serán todas grandes selecciones con excelentes jugadores.

¿Y Modric,  el croata?

¿El pequeñín ese? Es muy bueno. El Tottenham ha pagado mucho dinero por él. Será por algo.

Noticias Relacionadas