Archivo de Público
Lunes, 16 de Junio de 2008

Industria propone una subida media de la luz del 5,6% desde el 1 de julio

Lo que el incremento medio en lo que va de año se eleva al 8,9%

EFE ·16/06/2008 - 19:27h

La normativa de tarifas elaborada por el Ministerio de Industria propone una subida media del recibo de la luz en el tercer trimestre del 5,6%, y fija en 25 kilovatios (KW) por bimestre el consumo gratuito del que disfrutarán los consumidores, según fuentes del sector energético.

El incremento para los consumidores acogidos a la tarifa 1.0, la que tienen los clientes con una potencia contratada inferior a 1 KW (unos 270.000), será del 5%.

La electricidad subirá el 4,6% para las cinco plantas industriales con un gran consumo que ahora disfrutan de la tarifa G4.

A partir del próximo julio desaparecen las tarifas reguladas de alta tensión a las que se pueden acoger los clientes industriales, excepto la G4, que se mantendrá hasta el 1 de enero de 2009.

Los que tengan tarifa social no pagarán la potencia contratada

La normativa elaborada por el Ministerio incluye también las características de la nueva tarifa social anunciada hace dos semanas por el titular del departamento, Miguel Sebastián, en el Congreso de los Diputados.

Según explican las fuentes consultadas, para disfrutar de esta tipo de tarifa será preciso solicitarla, tener una potencia contratada inferior a 3 KW en la vivienda considerada primera residencia y contar con interruptor de control de potencia (ICP), mecanismo que hace que se corte la luz si el consumidor supera el límite de potencia contratada.

Los que tengan tarifa social no pagarán la potencia contratada, según dijo el titular de Industria en el Congreso.

Asimismo, el borrador de la nueva normativa incluye el mínimo de consumo exento de pago anunciado por Sebastián, que el Ministerio ha fijado en 150 KW anuales, 25 KW cada dos meses, periodo habitual de facturación de la luz.

Esta subida se suma a la del 3,3% que entró en vigor en enero pasado

La propuesta de Industria incluye además un mecanismo para penalizar el incumplimiento del plan de instalación de ICP que consistirá en obligar al consumidor a cambiar de grupo tarifario y a elevar el tope de la potencia que tenga contratada.

Industria remitió el pasado viernes a la Comisión Nacional de la Energía (CNE) el borrador con la nueva normativa de tarifas.

El regulador energético debe emitir ahora su informe preceptivo y devolverlo a Industria para su aprobación por el Gobierno, previsiblemente en el Consejo de Ministros del próximo 27 de junio.

Esta subida se suma a la del 3,3% que entró en vigor en enero pasado, por lo que el incremento medio en lo que va de año se eleva al 8,9%.

El Ministerio de Industria, que tiene potestad para revisar la tarifa cada tres meses, decidió congelar los precios de la electricidad en el segundo trimestre.