Archivo de Público
Lunes, 16 de Junio de 2008

Vista para sentencia la demanda sobre el precio de los sellos de Afinsa

EFE ·16/06/2008 - 18:05h

EFE - Imagen de varios expedientes del Fórum Filatélico en la sede de la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU).

El juez mercantil Javier Vaquer dejó hoy vista para sentencia la demanda de los ex gestores de Afinsa que duda, entre otros puntos, del precio de los sellos fijado por la administración concursal, cuyos peritos los valoran en 250 millones de euros, frente a los 2.128 del experto de los ex responsables.

La sentencia del Juzgado de lo Mercantil número 6 de Madrid, que tramita el concurso de acreedores de Afinsa, se conocerá en septiembre, tras celebrarse hoy la última sesión de la vista oral que se ha seguido para resolver la demanda.

El abogado de los ex gestores de Afinsa, Pedro Luis Elvira, defendió que "el valor de la filatelia es el que se deduce de los catálogos". "Otra cosa es cómo tengan que venderse los sellos por cuestión de una enfermedad, como es el caso de Afinsa", apostilló.

Alertó sobre las consecuencias de la liquidación de la compañía, ya que los clientes no cobrarían "ni el 10% de sus inversiones" si los más de 150 millones de sellos de la empresa se sacan a la venta, porque "supondría cargarse el mercado" y "regalar los sellos".

El perito nombrado por los ex gestores de Afinsa, Joaquín González, valoró en 2.128 millones los más de 150 millones de sellos, según lo establecido en catálogos nacionales e internacionales, a los que no aplicó descuentos, que sí fueron realizados por los peritos nombrados por la administración concursal por considerar que es "norma habitual" en el mercado.

Por ello, el informe Anfil-Yepes sitúa el valor de liquidación de los sellos entre 21 y 23 millones, y entre 235 y 250 millones en el caso de que fueran colocados entre pequeños inversores.

Las partes contrarias a los ex gestores de Afinsa (la administración concursal, el Abogado del Estado y representantes de afectados como el bufete Osorio y Asociados, el bufete Gil-Robles, la OCU y ADICAE) alabaron el "rigor" del informe y criticaron el de González, que no pudo ser elaborado con más detalle por falta de tiempo y de medios, según el abogado de los ex responsables.

El Abogado del Estado calificó el informe de González de "patético", "ridículo" y "no profesional" por "cortar y pegar" opiniones de otros expertos obtenidas de un buscador de Internet y no haber sido revisado.

"La ocultación de que el valor de mercado no es el de catálogo es el que causa un perjuicio a los clientes", sostuvo.

El abogado de los ex gestores de Afinsa, Juan Antonio Cano Cuevas y Albertino de Figueiredo, defendió que la actividad de la empresa cuando fue intervenida en mayo de 2006 era mercantil, como afirmó el propio Ministerio de Sanidad en una resolución del pasado marzo.

Así, pidió que los más de 180.000 clientes sean excluidos del listado de acreedores, se les devuelvan sus sellos y que, en el caso de que la actividad sea considerada nuevamente financiera, Hacienda reintegre las cantidades pagadas por impuestos societarios.

La actividad de Afinsa se consideró por la Agencia Tributaria como financiera en vez de mercantil, una tesis que siguió la administración concursal y que consideró a los clientes como acreedores y a registrar un agujero patrimonial de más de 1.800 millones.