Archivo de Público
Lunes, 16 de Junio de 2008

El padre achaca la desaparición de su hija al cansancio y la fatiga por los exámenes

EFE ·16/06/2008 - 16:41h

EFE - Alrededor de 500 personas se han organizado en grupos para buscar en el término municipal de Arévalo (Ávila) a una joven de 18 años, V.T.V., desaparecida de su vivienda en la madrugada del domingo. En la imagen, fotografía de la joven desaparecida.

El padre de Victoria T.V., José Luis Tejedor, ha vinculado la desaparición de su hija de 18 años en la madrugada del pasado sábado de su domicilio de Arévalo (Ávila) al "cansancio" y a la "fatiga" acumulada como consecuencia de los exámenes finales.

En declaraciones a Efe, Tejedor ha descrito a la mediana de sus tres hijas como una joven "impulsiva" y con "amor propio", que "no salió contenta" del último de los exámenes que realizó el pasado viernes en la Facultad de Derecho de Valladolid, donde estudia primer curso.

Esta circunstancia podría haber hecho que Victoria, también conocida como Kika, según aparece en los cientos de carteles distribuidos por toda la zona y las provincias limítrofes, decidiese abandonar el domicilio familiar, situado en la urbanización 'Los Parretes', a dos kilómetros del casco urbano.

El padre ha apuntado que su hija había decidido "preparar los últimos exámenes en casa", de ahí que en la madrugada del viernes al sábado permaneciera en la vivienda familiar.

La "alarma por su ausencia" saltó cuando a las 6.00 de la mañana del sábado los padres se dieron cuenta de que no estaba en su habitación y salieron en su búsqueda por los lugares a los que suele sacar a pasear a la perra.

José Luis Tejedor ha señalado que ésta "no es la primera vez" que su hija desaparece de su casa, aunque en otras oportunidades su ausencia apenas ha durado "cuatro horas".

También es la "primera vez" que tras abandonar el domicilio familiar en Arévalo (7.900 habitantes), deja una nota aclarando que se trata de una marcha voluntaria.

Según su padre, la última ocasión en la que se fue de casa fue "hace un año", pero en esta oportunidad la ausencia es más prolongada en el tiempo.

Por el momento, el dispositivo de búsqueda montado desde el sábado, con medio millar de personas movilizadas por las 2.500 hectáreas del municipio, no ha dado frutos.

Los únicos indicios que se tienen desde su desaparición apuntan que la joven abandonó el hogar paterno en pijama, ya que "no cogió ropa", y que perdió sus babuchas en las proximidades de la vivienda.

Más allá de estos datos, apenas existe información sobre su paradero, tanto entre su entorno de amigas más próximo, como en el colegio mayor 'María de Molina', de Valladolid, en el que se ha alojado durante el curso que está a punto de finalizar.

El padre de Victoria permanecía esta mañana abatido en el interior de la improvisada oficina de información montada muy cerca de su casa, desde donde el alcalde de Arévalo, Vidal Galicia, coordina el amplio dispositivo de búsqueda.

Efectivos de la Guardia Civil, Policía Local, Protección Civil, Servicio de Emergencias 112, dos unidades caninas del Instituto Armado, un helicóptero y cientos de voluntarios de la comarca, participan en el rastreo de esta zona de La Moraña, comarca situada al norte de la provincia de Ávila.