Archivo de Público
Lunes, 16 de Junio de 2008

Solana dice que "todo apunta a que habrá acuerdo" para levantar las sanciones a Cuba

EFE ·16/06/2008 - 09:24h

EFE - El Alto Representante de la UE para Política Exterior y de Seguridad Común, Javier Solana.

El jefe de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Javier Solana, afirmó hoy que "todo apunta a que habrá acuerdo" entre los Veintisiete para levantar hoy mismo las sanciones a Cuba, aunque matizó que "aún hay un par de cosas que solucionar", en referencia a las reticencias que mantiene la delegación checa.

Solana hizo este anuncio a la entrada del Consejo de Asuntos Generales y Relaciones Exteriores de la Unión Europea que se reúne hoy en Luxemburgo con la tarea de analizar las relaciones con la isla caribeña, aunque el reciente rechazo irlandés al Tratado de Lisboa centrará la agenda de los ministros.

Según el Alto Representante, "todo apunta a que habrá acuerdo", ya que "el trabajo de la semana ha sido muy constructivo".

Los últimos quince días se han celebrado intensos contactos diplomáticos para convencer a Suecia, que exigía mayores garantías, y sobre todo a la República Checa, que todavía no ha dicho su última palabra para eliminar unas sanciones que se remontan a 2003, aunque llevan congeladas desde 2005.

A juicio del presidente de turno del Consejo de Exteriores, el esloveno Dimitrij Rupel, "podremos ser capaces de resolver el problema con alguna inteligencia lingüística".

"Hay todavía bastantes visiones diferentes de lo que pasa en Cuba, y muchos de mis colegas están preocupados por la situación allí, con bastante razón, porque aún hay problemas, pero por otro lado creo que debemos ser abiertos a los cambios y optimistas", defendió el ministro esloveno.

Hoy se despejará la incógnita sobre las sanciones en el Consejo de Luxemburgo, donde el ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, encabezará al grupo de países a favor de eliminar el castigo impuesto al Gobierno cubano en 2003 por el encarcelamiento de 75 disidentes.

Las sanciones limitan las visitas gubernamentales de alto nivel, reducen la importancia de la participación de los países de la UE en las manifestaciones culturales y estrechan lazos con la oposición cubana.

Una "aplastante mayoría" de la UE está a favor de aprovechar la revisión anual de las relaciones con la isla para revocar estas medidas, que en cualquier caso están congeladas desde 2005.

La opinión de esta mayoría, a la que se suma también la Comisión Europea (órgano ejecutivo de la UE), es que en Cuba "las cosas se están moviendo" y la situación actual, con unas sanciones que en realidad no se aplican, impide a la Unión mantener "una política activa en este proceso".

No hay diferencias entre los europeos sobre la necesidad de que la democracia llegue a Cuba y se respeten los derechos humanos.

De lo que se trata, según los partidarios de hacer "un gesto", es de "aprovechar la oportunidad" para que la UE tenga una presencia en "el proceso de cambio" en la isla caribeña.

Los contactos al más alto nivel para convencer a la República Checa y otros países que mantienen "dudas" han continuado este fin de semana.

La presidencia ha redactado un texto de base para la discusión que incluye la demanda de levantar las sanciones diplomáticas para facilitar el proceso de diálogo político con Cuba, que incluiría cuestiones como los derechos humanos y la democracia.

La previsión es evaluar en el plazo de un año el resultado de estas políticas, en caso de que resulten aprobadas.