Archivo de Público
Lunes, 16 de Junio de 2008

La homosexualidad y las mujeres amenazan a la iglesia anglicana

Más de medio millar de sacerdotes podrían abandonar la organización ante la posibilidad de que consagre mujeres obispos y el reciente matrimonio de dos clérigos gays 

PÚBLICO.ES / AGENCIAS ·16/06/2008 - 10:31h

Los clérigos del mismo sexo se casan entre sí y las mujeres accederán a las diócesis. Lo que para muchos podría sonar a profecía apocalíptica, es la realidad de la iglesia anglicana. Y tampoco está muy lejos de esa visión apocalíptica: más de medio millar de sacerdotes podrían abandonar la organización en protesta por la propuesta de consagrar a mujeres obispos, informa hoy el diario The Times.

El sínodo de obispos de la iglesia de Inglaterra, cuya cabeza es la reina, votó por estrecho margen a favor de la consagración de mujeres sin ofrecer las garantías legales a las que aspiraban los tradicionalistas.

En su lugar, a las diócesis que nombren a su frente a una mujer se las invitará simplemente a firmar un código de prácticas de carácter voluntario por el cual los anglicanos que se opongan a la ordenación de mujeres no se verán obligados a actuar contra su conciencia.

Estos últimos están furiosos, dice el periódico, porque cuando el sínodo votó en 1992 a favor de la ordenación de mujeres, se les prometieron ciertas garantías y se sienten ahora traicionados.

El ala católica 

El arzobispo de Canterbury y primado anglicano, Rowan Williams, y el de York, John Sentamu, intentan, según The Times, que la Iglesia anglicana no traicione a su ala "católica" -los tradicionalistas- y abogan por un compromiso aun cuando ambos están a favor de la consagración de mujeres.

Si el sínodo vota a favor en la reunión que mantendrá el mes próximo en la diócesis de York, las primeras mujeres obispos podrían ser consagradas en un plazo de cinco años.

Quince provincias anglicanas y episcopalianas han votado a favor del nombramiento de mujeres obispos- entre ellas las de Australia, Brasil, Canadá, América Central, México, Filipinas, Suráfrica y Estados Unidos, y cuatro han consagrado ya a mujeres: Australia, Canadá, Nueva Zelanda y Estados Unidos.

Por el contrario, la Iglesia de Inglaterra, que es la iglesia madre de la comunidad anglicana, está en una posición más delicada.

Las Iglesias de Escocia e Irlanda han aprobado la ordenación de mujeres obispos, pero hasta ahora no han nombrado a ninguna.

Y la homosexualidad 

Según fuentes del anglicanismo citadas por The Times, la posibilidad de que estalle un cisma dentro de es iglesia por las mujeres obispos es aún mayor que el peligro de división por la homosexualidad.

Ayer mismo, la iglesia de Inglaterra investigaba el matrimonio de dos sacerdotes gays, lo que supondría un desafío a las normas anglicanas para ese tipo de ceremonias.

Hasta ahora los obispos habían podido mirar hacia otro lado cuando con discretas ceremonias de bendición similares a enlaces matrimoniales. Sin embargo, el enlace entre el reverendo Peter Cowell, capellán del hospital de Londres y sacerdote de la abadía de Westminster, y David Lord, otro sacerdote, la fuerzan a realizar algún tipo de actuación.

Boicot 

Mientras tanto, más de dos centenares de obispos anglicanos de las diócesis conservadoras de todo el mundo que boicotearán la conferencia anglicana de Lambeth Palace (Londres), el próximo mes, asisten esta semana a una conferencia mundial sobre el futuro del anglicanismo en Jordania.

Provincias enteras como las de Nigeria, Uganda y Ruanda asisten a esa reunión alternativa de anglicanos tradicionalistas que se niegan a aceptar la homosexualidad.

Los ugandeses, cuya provincia es la mayor después de la de Nigeria, con diez millones de miembros, acusan a la Iglesia estadouidense de haber desobedecido a la Biblia y al cristianismo al consagrar al declarado obispo homosexual Gene Robinson al frente de la diócesis de New Hampshire (EEUU).