Archivo de Público
Jueves, 1 de Noviembre de 2007

El mamífero perdido que echó las muelas

‘Pseudotribos robustus' poseía molares trituradores hace 165 millones de años

JAVIER YANES ·01/11/2007 - 21:48h

Recreación y esqueleto de la nueva especie. MARK KLINGLER

Los paleontólogos suelen atribuir una gran parte del éxito evolutivo de los mamíferos a su patrón de dentición, una característica morfológica que permite a los animales de sangre caliente cortar y triturar para adaptarse a todo tipo de dietas, desde la herbívora a la carroñera. Claro que si esta clase zoológica logró imponerse, fue con el permiso de los dinosaurios, que previamente se extinguieron en masa.

En los últimos años han surgido estudios que ponderan la importancia de los mamíferos antes de la extinción cretácica. Un nuevo hallazgo viene a apoyar que, cuando los grandes reptiles aún dominaban el planeta, los mamíferos hacían ya progresos importantes e incluso desarrollaban las adaptaciones de su dentadura que les granjearían el éxito posterior.

Según publica la revista Nature en su última edición, un conjunto de restos fósiles hallado en cuencas lacustres de Mongolia Interior (China) ha permitido reconstruir una especie perdida que vivió hace 165 millones de años. Los autores del estudio, de la Academia de Ciencias Geológicas de Pekín y del Museo Carnegie de Pittsburgh (EEUU), la han denominado Pseudotribos robustus. A pesar del apellido elegido -robustos son los huesos de sus miembros-, era un animalillo de 12 centímetros que cavaba y comía insectos y plantas.

La clave de su singularidad está en su nombre: la raíz griega tribos hace referencia a su dentadura, capaz de moler, como los mamíferos actuales. El director del estudio, Zhe-Xi Luo, explica: "Para los mamíferos, no eres lo que comes, sino con lo que comes. La diversidad de los mamíferos está determinada por los distintos diseños dentales".

Una solución común

El pequeño P. robustus ha revelado una conclusión aún más fascinante. Dado que el linaje de este animal se extinguió por completo, la dentadura de los mamíferos modernos no es herencia suya. Para los autores del trabajo, es un ejemplo de evolución convergente; enfrentados al mismo problema de explotar los recursos del medio, al menos dos ramas diferentes de mamíferos -la de P. robustus y la que originó los mamíferos actuales- llegaron de forma independiente a la misma solución: muelas.

CLAVES 

La evolución, a la sombra  de los dinosaurios

1. La doctrina clásica
Los paleontólogos solían pensar que, hasta la extinción de los dinosaurios, el desarrollo de los mamíferos estaba limitada, por lo que eran pequeños, nocturnos, subterráneos e insectívoros.

2. La nueva visión
Hace dos años, el mismo equipo que apadrina el Pseudotribos robustus describió otro mamífero jurásico, Fruitafossor windscheffeli, llamado Popeye por sus grandes antebrazos cavadores. Son ejemplos de que los mamíferos  ya evolucionaban  en el tiempo de los dinosaurios.