Archivo de Público
Lunes, 16 de Junio de 2008

El presunto pederasta "Nanysex" será juzgado a puerta cerrada desde hoy

EFE ·16/06/2008 - 07:57h

EFE - Imagen del local de Murcia en el que fue identificado- en 2005- Alvaro I.G., alias "Nanysex" y "Kova", informático de 23 años calificado por la Policía como uno de los peores criminales pederastas investigados hasta ahora.

La Audiencia de Madrid juzgará desde este lunes a puerta cerrada a cuatro presuntos miembros de una red de violadores de bebés detenidos en 2005, entre ellos a Álvaro I.G., alias "Nanysex", acusado de agredir sexualmente a varios menores mientras los cuidaba, para quien el fiscal pide 39 años de prisión.

La sección 23 de la Audiencia madrileña ha acordado celebrar el juicio a puerta cerrada con el fin de "preservar en todo momento y de manera escrupulosa" la intimidad de los menores afectados, una decisión a la que no se han opuesto ni la Fiscalía ni el resto de las partes personadas en la causa.

En su escrito de conclusiones provisionales, el Ministerio Público sostiene que "Nanysex" grababa sus actos de abusos a niños en vídeos que posteriormente intercambiaba con los otros procesados a través de internet.

Este procesado presuntamente se ofrecía como "canguro" para acercarse a los niños y es uno de los "peores pederastas" investigados, según señaló la Policía cuando fue detenido el 26 de mayo de 2005.

Además de "Nanysex", de 25 años, se sentarán en el banquillo Eduardo S.M., de 27 años; José G.C., de 26 años, y José O.M., de 48 años, que se enfrentan a una petición del fiscal de penas de entre 10 y 24 años de prisión e indemnizaciones entre 10.000 y 120.000 euros por las secuelas psíquicas que han causado a sus víctimas.

El escrito del fiscal detalla las vejaciones a las que los acusados sometían a sus víctimas y precisa que el principal procesado presentaba una "parafilia de tipo pedófilo en el contexto de un trastorno de personalidad, probablemente antisocial".

Esta disfunción, añade el fiscal, no supone "alteraciones sustanciales en las facultades mentales superiores necesarias para comprender el valor y consecuencias de sus actos y dirigirlos libre y voluntariamente".