Archivo de Público
Domingo, 15 de Junio de 2008

Adiós a un símbolo de la construcción

SUSANA R. ARENES ·15/06/2008 - 22:22h

Rafael del Pino y Moreno, fundador de Ferrovial.

El mundo empresarial amaneció ayer de luto tras confirmarse el fallecimiento en la noche del sábado de todo un referente en el sector de la construcción, Rafael del Pino y Moreno. El fundador de Ferrovial, presidente de honor de la segunda empresa española de construcción y servicios y uno de los hombres más ricos del país, murió a los 87 años por causas naturales.


Nacido en Madrid, casado y padre de cinco hijos -entre ellos, Rafael del Pino y Calvo-Sotelo, que es presidente ejecutivo de Ferrovial-, Rafael del Pino y Moreno era doctor ingeniero de Caminos, Canales y Puertos. Comenzó su carrera profesional en Vías y Construcciónes (hoy en manos de la competidora ACS), en la que fue director. En 1952, creó Ferrovial, dedicada en sus inicios a renovar vías férreas y a explotar talleres de cambio de traviesas con Renfe como cliente.

En los sesenta, Del Pino vio ya el beneficio de diversificar el negocio y entró en la construcción de carreteras, presas hidráulicas y plantas de tratamiento de agua. En los setenta empujó a Ferrovial al crecimiento internacional.

Hoy, aquella empresa se ha convertido en uno de los grupos de construcción, autopistas y servicios más internacionales del mundo, dueño de los aeropuertos británicos y que ingresa más de 14.000 millones en 40 países. En 2000, Del Pino cedió el testigo a su hijo Rafael y pasó a presidir la fundación que lleva su nombre. Le fue concedida la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil, la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo y kla Medalla de Oro de la Real Academia de Historia.

«Creó una cultura de éxito»

Los altos directivos de la construcción destacaron ayer su gran aportación al sector y lamentaron su pérdida. Florentino Pérez, presidente de ACS, primera empresa española constructora y de servicios y rival de Ferrovial, señaló a Público: "Ha sido una persona excepcional; hoy no se podría entender el sector sin él. Nos enseñó a competir fuertemente en él y a ser amigos, a ser competidores y colegas. Ha creado una cultura en la que tiene mucho que ver el éxito de un sector tanto en España como en el mundo".

Baldomero Falcones, consejero delegado de FCC, afirmó a este diario que "Rafael del Pino fue un gran emprendedor, creador de una empresa líder en Europa y pionera en España en concesiones e infraestructuras".