Archivo de Público
Domingo, 15 de Junio de 2008

Normalidad en las carreteras pese al anuncio de llegada de camiones a Madrid

EFE ·15/06/2008 - 15:51h

EFE - El presidente de la Unión Independiente de Transportistas Autónomos, UITA, José Fernández, en un centro de transporte de Oviedo, donde ha confirmado hoy que a partir de las 17,00 horas los camioneros asturianos partirán hacia Madrid en señal de protesta por la falta de respuesta del Gobierno ante la situación del sector.

Las carreteras de acceso a la Comunidad de Madrid presentaban esta tarde una situación de normalidad propia de un domingo por la tarde pese al anuncio de que más de un millar de camioneros se dirigen a la capital para protestar por la subida del gasóleo.

Fuentes de la Dirección General de Tráfico (DGT) han señalado a EFE que, a las 20:00 horas, la situación en las carreteras era de normalidad, con el volumen de desplazamientos propios del regreso a casa tras el fin de semana.

A esa hora, según han señalado estas fuentes, no se percibía en ninguna carretera retenciones debidas a la presencia de camiones.

Camioneros autónomos de diversos puntos de España confluirán esta tarde hacia Madrid para, con su presencia, hacer "visibles" sus reclamaciones, según ha explicado a Efe el presidente de la Plataforma para la Defensa del Transporte, Manuel Núñez García.

En torno a las cinco de la tarde estaba prevista la salida de camioneros de Galicia, Asturias -desde donde se desplazan alrededor de un millar- o Cataluña -unos 250-, mientras que autónomos de otros puntos más cercanos a Madrid han partido más tarde.

Interior, por su parte, ha puesto en marcha un dispositivo especial para impedir la llegada a Madrid de estos camioneros, que, según el Ministerio, son un grupo "minoritario y radical" dentro de la inmensa mayoría del sector, con el que el Gobierno ha alcanzado ya un acuerdo.

El Ministerio del Interior ha mantenido movilizados durante esta semana a 25.100 policías y guardias civiles para impedir el bloqueo de las vías de comunicación, escoltar a los transportistas que habían optado por no secundar el paro y garantizar el abastecimiento de los mercados centrales.