Archivo de Público
Jueves, 1 de Noviembre de 2007

El PP se niega a disculparse por la conspiración

Zaplana acusa al Gobierno de "utilizar los atentados para ganar" en 2004 y "para no perder" ahora los comicios de 2008

PÚBLICO.ES ·01/11/2007 - 20:55h

Tienen "la conciencia tranquila". Después de casi cuatro años señalando a ETA, insinuando que la victoria socialista tuvo el amparo de una suerte de golpe de Estado, e incluso pidiendo la exhumación de cadáveres para alimentar sus tesis, Eduardo Zaplana confesó ayer que se siente "orgulloso de la labor" desarrollada por el PP. En una rueda de prensa y acompañado de los responsables de seguridad del partido, Ignacio Astarloa y Alicia Sánchez Camacho, el portavoz aseguró que su "constante" fue pedir que "se aclararan todos los pormenores".

Preguntado por la posibilidad de pedir disculpas públicas o exigir dimisiones internas, Zaplana se escurrió. El portavoz no sólo echó balones fuera sino que trató de dar la vuelta a la tortilla: "No se pueden acreditar vínculos ni con ETA, ni con Al Qaeda, ni con Irak. Yo le pediría al presidente del Gobierno que desdiciéndose, declarara clara y rotundamente que Irak no ha sido".

Politización de la sentencia
Zaplana fue más lejos y acusó a Zapatero de manipular la tragedia en su propio interés: "Utilizaron el atentado para ganar y ahora lo utilizan para no perder la próximas elecciones".

Igual que en el discurso un día antes de Rajoy, el portavoz parlamentario utilizó la absolución de quienes la fiscalía consideraba inductores de la masacre para mezclar el acatamiento del fallo con la negativa a dar por cerrado el caso. Según Zaplana, "el respeto en su totalidad a la sentencia no es incompatible con que si algún día pudiéramos esclarecer otros aspectos relacionados con el atentado sería motivo de satisfacción para todos".

Hinchar pecho
Zaplana volvió a copiar el discurso de Rajoy a la hora de ponerse medallas y destacó que Aznar, Acebes y él mismo pertenecían al gobierno que "detuvo a los terroristas hoy condenados".

No siempre el PP ha estado tan orgulloso de las detenciones de 2004. Hace poco más de un año el diputado Ignacio del Burgo culpó a la policía de entretener entonces al juez Del Olmo "con numerosos detenidos" para evitar la investigación de ETA.