Archivo de Público
Jueves, 1 de Noviembre de 2007

El Congreso rechazará anular la votación de la Ley de la Memoria

El PP pide a la Mesa que no se admita la enmienda sobre la retirada de los símbolos de la Iglesia católica

FERNANDO GAREA ·01/11/2007 - 20:08h

El PP perdió el miércoles la votación sobre la Ley de Memoria por pura aritmética parlamentaria, pero también por el despiste de la dirección del Grupo Popular.

El presidente de la Cámara, Manuel Marín, no cumplió el formulismo habitual de preguntar si el PP aceptaba que se sometiera a votación en el Pleno una enmienda clave y el Grupo Popular no reparó en ese momento en que podía bloquear el texto pactado por el PSOE y CiU.

La enmienda era nada menos que la que abre una puerta a la Iglesia para mantener símbolos franquistas, so pretexto de pertenecer al “patrimonio artístico-religioso” y salió adelante con el voto en contra del PP.

La dirección del grupo impuso al diputado Jorge Fernández el rechazo al texto, pese a que éste se había mostrado proclive a aceptarla, porque tenía el aval de la Conferencia Episcopal.

El PP, al reparar en que se había aprobado la enmienda, presentó un escrito a la Mesa del Congreso exigiendo que se anule la votación. Fuentes de la Cámara Baja aseguraron a este periódico que el escrito será rechazado el martes en la Mesa del Congreso.

El escrito alega que no se preguntó expresamente si se aceptaba la enmienda antes de someterla a votación.

Discrepancias sobre la ley

El alcance de esa enmienda de última hora provoca, no obstante, discrepancias públicas entre los partidos que han apoyado la ley, como ya ocurrió con la declaración de ilegitimidad de los juicios del franquismo.
Así, el coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, aseguró ayer que, en contra de lo que se ha dicho desde algunos partidos como CIU, la Ley de Memoria Histórica aprobada no exonera a la Iglesia de la retirada de símbolos franquistas.

“Es confundir los deseos con la realidad pretender que esa enmienda exonera a la Iglesia católica de la retirada de los símbolos franquistas. Es prácticamente inocua, porque la ley de patrimonio artístico no contempla el patrimonio histórico religioso sino el patrimonio sin más”, añadió.

El Gobierno pedirá el trámite de urgencia para la ley en el Senado.

Noticias Relacionadas