Archivo de Público
Sábado, 14 de Junio de 2008

Puigcercós apela a la unidad de ERC y elude defender al gobierno de Entesa

EFE ·14/06/2008 - 12:58h

EFE - El nuevo presidente de ERC, Joan Puigcercós (i), y el nuevo secretario general, Joan Ridao, saludan a los militantes asistentes al 25 Congreso de la formación que se celebra hoy en Barcelona, tras ser proclamados presidente y secretario general respectivamente.

El nuevo líder de ERC, Joan Puigcercós, ha realizado hoy, en su primer discurso como presidente, una apelación a la unidad y cohesión interna para abrir una nueva etapa, pero en contraste con su predecesor, Josep Lluís Carod-Rovira, ha eludido defender la permanencia en el gobierno de l'Entesa.

En el primer discurso de Puigcercós como presidente de ERC, se ha dirigido a los casi 2.800 militantes que estaban este mediodía en el 25 Congreso que se celebra en el Fórum de Barcelona para subrayar, en clave interna, y ante el hecho de que en su partido hay cuatro sectores que conviven en él, que "no hay ninguna puerta cerrada".

"Debemos hacer -ha recalcado- todo lo posible para garantizar la unidad, y tener voluntad de suma, de crecer, de responsabilidad, de coherencia, y también de esfuerzo y trabajo".

Según Puigcercós, que ha empezado su intervención elogiando el proceso participativo y de "democracia interna" que ha llevado a ERC a elegir por sufragio universal a los máximos cargos de dirección, ha señalado posteriormente que su partido debe adaptarse al hecho de que, después de lo ocurrido con el Estatut, "el país está instalado en el post-autonomismo".

"No sabremos cómo será esta nueva etapa -ha añadido-, pero nosotros intentaremos que Cataluña sea independentista, para que pueda formar parte del contexto de las naciones libres de Europa, de una Europa unida pero con nuestra identidad plenamente reconocida".

El nuevo líder de ERC ha admitido que "nos encontramos en un contexto difícil", aunque "ahora mismo estamos viviendo un momento dulce, porque celebramos un congreso muy participativo y estamos haciendo un esfuerzo para sumar e incorporar los diversos acentos y sensibilidades, ya que por encima de todo necesitamos unidad".

Si estamos en un "contexto difícil", ha explicado es porque "nuestro país pasa por una crisis económica que asedia a todas las familias catalanas, y una crisis energética que plantea retos", y en esta situación, "seguimos incorporados en el monólogo político español, ya que tras el 'recorte' del Estatut, perdimos capacidad de decidir y son sólo ellos los que hablan y aplican las leyes".

En su discurso, que ha sido aplaudido en varios momentos, Puigcercós ha hablado de muchas cuestiones, como por ejemplo, de la necesidad de que Cataluña sea "hidrológicamente independiente" o de que "la prioridad numero 1 es la inclusión de nuevos catalanes" que vienen de otros países.

También ha insistido en que ERC debe procurar que exista una "esfera pública y laica común, en la que predominen los valores republicanos", a fin de "ampliar nuestro margen nacional con gente que viene de fuera y que tiene derechos y deberes, y esto lo haremos si conseguimos tener un país de oportunidades".

Sin embargo, y a diferencia de lo ocurrido horas antes con el discurso de su antecesor en el cargo, Josep Lluís Carod-Rovira, que ha llevado a cabo una encendida defensa de la permanencia de ERC en el actual gobierno de la Generalitat, Puigcercós no ha hablado en ningún momento del ejecutivo de l'Entesa.

De hecho, la única referencia explícita al ejecutivo ha sido para recordar "las dificultades que tienen nuestros compañeros de gobierno" para hacer frente al déficit fiscal que sufre la Generalitat con respecto al Estado.

Puigcercós ha pedido a los militantes que sean "capaces de afrontar los retos que tenemos abiertos con valentía, voluntad de arriesgar, y esfuerzo de síntesis, además de aceptar las críticas, corregir los errores y respetar la pluralidad y los acentos pero con el sentido de la responsabilidad de todos".

En este punto, el presidente de ERC ha reivindicado "un partido más cohesionado, más plural, pero también valiente, que tome decisiones, ya que a veces nos podemos equivocar, pero lo peor es la renuncia a tomar decisiones, y nosotros estamos dispuestos a tomarlas, no tengáis ninguna duda".