Archivo de Público
Sábado, 14 de Junio de 2008

IU trasladará a sus militantes tres documentos políticos

PÚBLICO.ES ·14/06/2008 - 17:04h

Izquierda Unida (IU) trasladará a la militancia para preparar su IX Asamblea tres documentos políticos y no uno, como era su pretensión, ya que los sectores enfrentados, los afines al líder, Gaspar Llamazares, y el PCE, no han logrado acercar sus posiciones.

Así lo ha resuelto el Consejo Político Federal en la reunión que ha mantenido hoy en Madrid a puerta cerrada, algo poco habitual en la historia de IU e inédito en el mandato de Llamazares.

La mayoría de los miembros de ese Consejo, 85, ha aceptado no someter a votación los tres textos políticos que finalmente han propuesto el sector próximo al actual coordinador general, el PCE y una llamada "tercera vía" representada por la mayoría de las federaciones de Madrid, Aragón y Cataluña.

El PCE, con 74 votos, se ha quedado solo en su petición de votar las propuestas.

Por tanto, tres textos políticos recalarán en las asambleas locales de IU para que los militantes presenten las enmiendas que estimen adecuadas.

Asimismo, cuando todo apuntaba a la redacción única de una propuesta de estatutos, el PCE se ha desmarcado con un texto propio, así que habrá dos.

Porque el Consejo Político de hoy debía debatir, y votar en su caso, los documentos sobre el reglamento, los estatutos y las futuras líneas políticas que durante los últimos meses ha preparado una Comisión Unitaria. Al final, sólo en el texto del reglamento ha habido consenso.

El propósito de los trabajos consistía en llevar al Consejo un documento consensuado por sus diversos sectores, especialmente el que habría de hacer alusión a las líneas maestras políticas.

Aunque durante la semana se produjeron acercamientos con el PCE, al final no ha habido acuerdo.

El secretario general del PCE, Francisco Frutos, y la dirigente Marga Sanz han defendido la propuesta de la formación como el "documento mayoritario, ya que las premisas sobre las que se sustenta suscitan el apoyo de las demás corrientes, especialmente lo que se refiere al feminismo, al ecologismo, a la protección de los trabajadores y a la apuesta por el republicanismo.

A su entender, la ausencia de consenso no es un "problema" pues el debate deberá desarrollarse a partir de tres textos, cada uno con sus "diferencias". "Y queremos que las bases vean esas diferencias para hacer un verdadero debate", ha apostillado.

Frutos, tras señalar que cerca de un 80 por ciento de la federación está conforme con las tesis del PCE, ha opinado que son los actuales dirigentes de IU los que han de dar "un paso atrás", ya que han llevado "al fracaso" a la federación, y aceptar las tesis fundamentales del ideario comunista.

El sector "gasparista" ha insistido en la necesidad de una IU "abierta", lo que en gran medida pasa por obtener un documento político "de fusión" entre las partes.

Según ha destacado la portavoz de la federación en la Asamblea de Madrid, Inés Sabanés, conviene "rebajar el dramatismo" de los debates, toda vez que queda tiempo hasta la celebración de la Asamblea, en noviembre, para acercar posiciones y consensuar un texto.