Archivo de Público
Sábado, 14 de Junio de 2008

Una ruta invita a recorrer lugares que marcaron el universo de Federico García Lorca

EFE ·14/06/2008 - 15:18h

EFE - Escritorio donde el poeta granadino Federico García Lorca, escribió la obra de teatro La casa de Bernarda Alba en Valderrubio (Granada), incluida en las en la "Ruta de Federico García Lorca" que recorre los lugares que marcaron la vida y obra del poeta.

Pocas vidas suscitan tanto interés como la de Federico García Lorca, que de mártir republicano y marginado en la posguerra ha pasado a convertirse en un reclamo turístico inevitable para Granada, aún más si cabe gracias a una ruta que propone recorrer los lugares que marcaron el universo del poeta.

Se trata de una forma excelente de adentrarse en el imaginario de Federico García Lorca, conociendo los rincones de su infancia y juventud, que ofrece la oportunidad de ver de cerca una interesante colección de obras originales del poeta y disfrutar del espectáculo de la vega de Granada.

La ruta arranca en la Huerta de San Vicente, Casa-Museo de Lorca en Granada, la que fuera la casa de veraneo de la familia García Lorca entre 1926 y 1936, en pleno corazón del parque que lleva el nombre del poeta.

A ella regresaba todos los veranos Federico, que, por aquella época, estudiaba en la Universidad en Madrid, y en ella, inspirado por la hermosa vega que la circunda, escribió obras como "Bodas de sangre" o "Yerma".

En esta casa pasó sus últimos días antes de ser asesinado Federico, quien a pesar de las advertencias de sus padres y amigos, viajó a la Huerta de San Vicente desde Madrid para celebrar, el 18 de agosto de 1936, su santo junto a su padre, convencido de que nada malo le podía ocurrir en su querida Granada.

La ruta prosigue por la Casa-Museo de Federico García Lorca en Valderrubio, que el padre de Federico, un acaudalado terrateniente, adquirió en 1905 y donde el poeta vivió desde los 7 años hasta bien entrada su juventud.

Es, sin duda, la casa más sorprendente y desconocida en la vida de Lorca, un hermoso y amplio cortijo rodeado de doradas choperas, verdes campos y con el telón de fondo de Sierra Nevada.

Este desconocimiento se debe, en parte, a que en aquellos años el municipio de Valderrubio no se llamaba como tal, sino que respondía al peculiar nombre de Asquerosa, lo que provocaba en Federico un cierto pudor a la hora de mencionar su localidad en su obra, que le llevaba a omitir su nombre.

Sus gentes, costumbres y bellos parajes, no obstante, inspiraron a Lorca obras tan emblemáticas como "Doña Rosita la Soltera", "La zapatera prodigiosa" o "La casa de Bernarda Alba", obra, ésta última, que debe su nombre a "Frasquita" Alba, mujer dominante que vivía en Valderrubio, junto a sus hijas, en una casa puerta con puerta a la de la familia Delgado García, tíos de Federico.

La siguiente parada del recorrido es la Casa-Museo de Federico García Lorca en Fuente Vaqueros, donde el poeta vio la luz por primera vez el 5 de junio de 1898.

No fue hasta 1986, cincuenta años después de su fusilamiento, cuando se abrió al público la casa, que hoy se puede disfrutar totalmente conservada con objetos familiares, manuscritos y obra de Lorca y sus amigos (Caballero, Alberti o Dalí, entre otros).

La ruta abandona los municipios colindantes de Fuente Vaqueros y Valderrubio para adentrarse en Alfacar, donde se encuentra ubicado el Parque Federico García Lorca.

En el lugar donde se cree que fue asesinado el poeta, una pared rodea la placeta principal con fragmentos de sus poemas escritos sobre cerámica pintada en azul.

La siguiente parada es en el vecino municipio de Víznar, donde pasó sus últimas horas García Lorca; A pocos metros del municipio se encuentra el Barranco de Víznar, donde se cree que están enterrados sus restos junto con otras víctimas.

En el centro del barranco, tumbada sobre la tierra, una cruz construida a partir de piedras colocadas de forma espontánea por admiradores de Lorca y familiares de fusilados durante la Guerra Civil, copada de flores y notas manuscritas, junto a un monolito que reza "Lorca eran todos", recuerda al poeta y a todos los desaparecidos durante la contienda.