Archivo de Público
Sábado, 14 de Junio de 2008

Ministros del G8 preocupados por el alto precio del crudo y los alimentos

EFE ·14/06/2008 - 06:27h

EFE - Aspecto general de la reunión de los ministros de Finanzas del Grupo de los 8 en el Centro Internacional de Convenciones de Osaka (Japón).

Los ministros de Finanzas del G8 calificaron hoy como "un reto grave" para el crecimiento económico global el elevado precio de las materias primas y pidieron un aumento de la producción de crudo.

En un comunicado conjunto, los titulares de Economía de EEUU, Francia, Reino Unido, Japón, Alemania, Italia, Canadá y Rusia indicaron que el alto precio del crudo y de los alimentos tiene "serias implicaciones para los más vulnerables y puede incrementar la presión inflacionista global".

"Pedimos una mayor colaboración y diálogo entre los productores, consumidores y las instituciones relevantes para la seguridad de los alimentos", apunta el comunicado final de la reunión de ministros de Finanzas en Osaka (centro de Japón).

En cuanto al elevado precio del crudo, que se ha duplicado en un año, los líderes de las finanzas mundiales, entre los que no hay productores de crudo, reiteraron su llamamiento a los países productores para que "aumenten la producción e inviertan para aumentar su capacidad de producción a largo plazo".

"Tenemos serias preocupaciones sobre el fuerte aumento de los precios del petróleo, que han superado pasados récords en términos nominales y reales, y sobre su impacto en la estabilidad económica global y en el bienestar de la gente y los pronósticos de crecimiento", señalaron.

El aumento del precio de las materias primas supone para el G8 "un reto global".

Los ministros de Economía del Grupo de los Ocho se mostraron también preocupados por la situación económica mundial, que afronta ahora "vientos en contra" después de haber experimentado un período de "fuerte crecimiento y baja inflación".

"Trabajaremos para asegurar que las condiciones están en su sitio para que continúe un fuerte crecimiento económico mundial", apuntaron los responsables económicos de los países más industrializados del mundo.

Según los ministros, "las condiciones financieras de los mercados han mejorado algo en los últimos meses" aunque "persisten las tensiones, especialmente en los mercados de divisas y de crédito".