Archivo de Público
Viernes, 13 de Junio de 2008

Arranca la Expo con el objetivo de convertir el agua en símbolo de paz

EFE ·13/06/2008 - 08:00h

EFE - Vista panorámica del Palacio de Congresos de la Exposición Internacional Zaragoza 2008, a pocas horas del acto de inauguración del evento, al que asistirán los Reyes de España.

La Exposición Internacional de Zaragoza 2008 se ha inaugurado esta noche como una llamada a la reflexión sobre la gestión del agua, un recurso precioso para el hombre y la tierra que no debe convertirse en motivo de conflicto, sino de paz.

La ceremonia inaugural, celebrada en el Palacio de Congresos del recinto de la Expo, ha sido el preludio de tres meses de exposición, en los que el debate científico compartirá escenario con miles de actividades lúdicas que persiguen concienciar a los visitantes de la necesidad de administrar con rigor el agua para la supervivencia del planeta.

Zaragoza salió a la calle para recibir a la Familia Real, al presidente del Gobierno, acompañado por la mayoría de sus ministros, y a más de cinco mil invitados, como los presidentes de México, Felipe Calderón, y de Portugal, Anibal Cavaco Silva, así como a los anfitriones: el presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, y el alcalde de la ciudad, Juan Alberto Belloch.

A las 22.20 horas el Rey declaraba inaugurada esta muestra que, ha dicho, "sensibilizará al mundo sobre el agua como recurso precioso e insustituible para el hombre y la tierra".

Don Juan Carlos ha abogado por "gestionar y conservar los recursos naturales, pensando en el presente y en las generaciones venideras, luchando contra el deterioro medioambiental y el cambio climático".

También el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ha reclamado que el agua, fuente de conflicto, se convierta en motivo de paz y solidaridad.

La Expo deber ser, según Zapatero, "una poderosa llamada de atención" sobre el desafío del desarrollo sostenible en el mundo, porque permanecer "pasivos e indiferentes" a este reto sería "una equivocación de grandes consecuencias".

El jefe del Gobierno, desde el escenario situado a escasos metros de la orilla del Ebro, ha subrayado que este río "es uno de los grandes patrimonios de todos los españoles".

El presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, ha considerado que la Expo de Zaragoza debe ser punto de despegue para encontrar soluciones a las dificultades que tiene buena parte de la humanidad para acceder al agua y, por tanto, para garantizar su alimentación.

"Fruto de una historia de amor" es la Expo para el alcalde de Zaragoza, un proyecto que nació nueve años antes y que ha resultado "intenso, difícil, apasionante y absolutamente hermoso".

Tras quedar inaugurada la Expo, la actriz Belén Rueda fue la encargada de dirigir un espectáculo audiovisual con el agua de fondo y con la danza como protagonista.

El estreno mundial del himno de la Expo, compuesto por Julio Mengod e interpretado por la soprano Montserrat Martí que concluía al ritmo de jota, puso fin a la primera parte de la ceremonia inaugural.

La crecida del Ebro, por las intensas lluvias, impidió el inicialmente previsto espectáculo en el río, que fue reemplazado por "El gozo del agua", una coreografía de luz y pirotecnia a cargo de Groupe F.

Mañana, a las 10.00 horas, se abrirán las puertas de la Expo que mostrará los pabellones de 105 países, todas las comunidades autónomas, organismos internacionales y empresas.

El recinto, situado en el Meandro de Ranillas, tiene una superficie de 25 hectáreas donde, con una inversión de 700 millones de euros, todo está preparado para recibir a 6,5 millones de visitas.