Archivo de Público
Viernes, 13 de Junio de 2008

Iglesias destaca que la Expo es el reflejo de un país moderno y avanzado

EFE ·13/06/2008 - 08:00h

EFE - Vista panorámica del Palacio de Congresos de la Exposición Internacional Zaragoza 2008, a pocas horas del acto de inauguración del evento, al que asistirán los Reyes de España.

El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, ha afirmado hoy que la Exposición Internacional de Zaragoza pretende transmitir al mundo la imagen de un "país moderno y avanzado, optimista y ambicioso".

Durante su intervención en la gala de inauguración de la muestra, Iglesias ha subrayado que la Expo será la "principal imagen de España y Aragón ante el mundo durante los tres próximos meses" y supondrá para la Comunidad "un antes y un después".

Iglesias, quien ha iniciado su discurso diciendo que "hoy es un día histórico", ha destacado que la muestra es una "síntesis de las transformaciones que han sufrido España y Aragón en los últimos años".

Arquitectura, ocio y análisis científicos son algunos de los grandes atractivos de la Exposición Internacional, que convertirá a España y Aragón en el "centro mundial de debate sobre el agua y el desarrollo sostenible" durante los tres próximos meses, ha enfatizado Iglesias.

El presidente aragonés ha recordado que las conclusiones que se obtengan de los debates servirán para elaborar la Carta del Agua de Zaragoza, "que debe ser un punto de despegue para encontrar soluciones a las dificultades que tiene buena parte de la humanidad para acceder al agua" y, por tanto, para garantizar su alimentación.

Iglesias, quien ha invitado a todos los ciudadanos a visitar Aragón este verano, ha dicho que la organización de la Exposición "en tan corto espacio de tiempo" ha sido posible gracias a la "colaboración y trabajo" de "toda la sociedad", tanto ciudadanos como instituciones.

Por su parte, el presidente de la Oficina Internacional de Exposiciones (BIE), Jean Pierre Lafon, ha afirmado en su intervención que la Exposición Internacional es una oportunidad educativa y festiva para que los 105 países participantes aporten soluciones prácticas al problema del agua y pongan en común sus experiencias.

Lafon ha asegurado que "la solución existe" y ha incidido en que en Zaragoza se va a trabajar para conseguirla.

Además ha alertado sobre el peligro que corre el planeta como consecuencia del cambio climático y ha confiado en que esta Exposición contribuya a concienciar al mundo para mejorar la gestión de sus recursos.

El comisario de la Exposición Internacional, Emilio Fernández-Castaño, ha señalado que la presencia en este evento de 105 países de los cinco continentes contribuirá a que ningún visitante que llegue a Zaragoza se sienta extranjero.

El comisario, que fue el encargado de abrir los discursos de la ceremonia inaugural de la Expo, ha recordado que las exposiciones siguen siendo un movimiento pacífico que congrega a un gran número de países pero también verdaderas fiestas humanas.

Fernández-Castaño ha resaltado cómo primero fue "el sueño de unos pocos", más tarde un proyecto de Zaragoza y Aragón, después el empeño del país y ahora "el gran encuentro".