Archivo de Público
Viernes, 13 de Junio de 2008

Ministro iraquí dice que siguen adelante las negociaciones con EE.UU. sobre las bases

EFE ·13/06/2008 - 21:52h

EFE - El ministro de Exteriores iraquí, Hoshyar Zebari, aseguró hoy que las negociaciones con EE.UU. para un acuerdo a largo plazo sobre la presencia militar estadounidense en Irak siguen adelante, pese a las expresiones en contrario del primer ministro Nuri al Maliki.

El ministro de Exteriores iraquí, Hoshyar Zebari, aseguró hoy que las negociaciones con EE.UU. para un acuerdo a largo plazo sobre la presencia militar estadounidense en Irak siguen adelante, pese a las expresiones en contrario del primer ministro Nuri al Maliki.

Zebari matizó la declaración formulada hoy por el jefe del Ejecutivo iraquí en Amán de que las conversaciones "están en punto muerto", debido a los intentos de Washington de "atropellar la soberanía iraquí".

"Las negociaciones siguen y continúan su curso", afirmó el ministro de Exteriores iraquí a la salida de una reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre el mandato de la fuerza multinacional en Irak (MNF).

Indicó que las declaraciones de Al Maliki podrían deberse a "una táctica negociadora", porque "Irak necesita este acuerdo".

"Como miembro de la parte iraquí en las negociaciones, yo sé que hemos logrado avanzar en nuestras conversaciones", reiteró.

En ese mismo sentido, el embajador de EE.UU. ante la ONU, Zalmay Khalilzad, atribuyó las palabras del primer ministro iraquí a "la frustración" que causan negociaciones complicadas como las que llevan a cabo Bagdad y Washington sobre el futuro estatus de las tropas estadounidenses en el país árabe.

"No le daría mucha importancia a una declaración en particular", agregó.

Al término de su visita a Jordania, Maliki se explayó ante los periodistas sobre "los diferentes puntos de vista" entre los dos países, y en concreto acusó a Washington de "intentar atropellar la soberanía iraquí".

Esta actitud se contradice con las ideas que desde un principio presidieron las negociaciones, que consistían en que debía haber "un acuerdo entre dos Estados totalmente soberanos y debía garantizar la soberanía del Estado iraquí", dijo Al Maliki.

Por ello, "no hay todavía un acuerdo, sino solo un borrador y una serie de ideas planteadas para la discusión, sobre las que hay diferentes puntos de vista", precisó.