Archivo de Público
Viernes, 13 de Junio de 2008

El Gobierno sale en tromba a defender a la ministra de Igualdad

El Consejo de Ministros aprobó este viernes varias medidas para potenciar las políticas en este ámbito

ANA PARDO DE VERA ·13/06/2008 - 22:00h

El principal partido de la oposición ha encontrado esta semana en la ministra de Igualdad una útil herramienta que distraiga a la opinión pública de su crisis interna. Y el Gobierno no está dispuesto a permitirlo.

La máxima expresión de la estrategia de defensa contundente de Bibiana Aído y, sobre todo, de un departamento cuya creación es una apuesta personal de José Luis Rodríguez Zapatero en su lucha por la igualdad real, la proporcionó ayer la vicepresidenta primera en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros.

María Teresa Fernández de la Vega evitó la polémica sobre si el inexistente término "miembra", que utilizó en su primera comparecencia la ministra Aído, debe o no estar en el Diccionario de la Real Academia Española (RAE) o si las críticas de algunos de sus integrantes a la titular más joven del Ejecutivo y el rechazo a incluir "miembras" en el léxico oficial español obedecen a actitudes machistas.

Una contundente defensa de las políticas de igualdad del Gobierno, de la creación del departamento y de la gestión de su ministra constituyeron su reacción al chorreo de preguntas de los periodistas sobre este tema, segundo en protagonismo ayer tras las medidas económicas anunciadas por Pedro Solbes e, incluso, por delante de la huelga de transportes.

A todo ello se sumó que la número dos del Ejecutivo llegó con un pan bajo el brazo: un paquete de planes presentados por Aído al Consejo de Ministros para potenciar la igualdad junto a un informe sobre los efectos de las iniciativas tomadas en el plan 2007-2008 y la sensibilización existente en la sociedad en esta materia.

Apartados los "debates semánticos", De la Vega aseguró que en la lucha contra la violencia "no hay soluciones mágicas"; que la única verdad es que "estamos ante un grave y complejo problema cuya solución definitiva, lamentablemente, no es corta". Con esta dura aclaración quiso resaltar la necesidad de un ministerio visto con escepticismo y tachado de "ocurrencia de Zapatero", incluso, por algunos socialistas.

Guerra, en la polémica

Sobre la lucha contra la violencia de género, se pronunció el jueves Alfonso Guerra, y aseguró en Telemadrid que "no hay que ponerse de rodillas" sólo porque "una mujer diga ‘Yo soy maltratada'", unas declaraciones muy criticadas por colectivos de mujeres. Ayer, por ejemplo, la presidenta de la Federación de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas, Ana María Pérez del Campo, aseguró que "por desgracia, es sabido que ser socialista no es sinónimo de no ser misógino".

De la Vega prefirió no polemizar con el ex vicepresidente y aseguró que, efectivamente, "ante una mujer maltratada hay que ponerse al lado y no de rodillas".