Archivo de Público
Viernes, 13 de Junio de 2008

"Lo que no se puede hacer ahora es cambiar todo"

El presidente de la delegación socialista en el Parlamento Europeo cree que el tratado no puede pararse por la decisión de uno cuando "hay dos tercios que ya lo han ratificado", e insta a Irlanda a aclarar su posición en la UE

D.P. ·13/06/2008 - 18:04h

Enrique Barón, presidente de la delegación socialista en el Parlamento Europeo, ha mostrado todo su apoyo a Durao Barroso en una conversación telefónica con Público

Para Barón, "hay que lamentar el resultado, pero esto no se acaba aquí". En su opinión, dos tercios de los Estados miembros han ratificado el Tratado y ahora no queda "más remedio que escuchar al Gobierno irlandés para ver qué propuesta presentan ante el consejo de Europa".

El presidente de los socialistas españoles en Europa es tajante cuando se le pregunta sobre la posibilidad de que el Tratado haya sido derrotado y opina que las normas en este tipo de decisiones tan importantes para la Unión deberían cambiar. "Ya pasó con el Tratado de Niza en su momento, que Irlanda no aprobó y luego sí ratificó, pero lo que no se puede hacer es cambiarlo todo porque uno diga que no. Nadie debe excusarse en el 'no' irlandés y lo que debería hacerse es buscar las reglas adecuadas".

Según él, "cuando hay dos tercios de los Estados que ya han ratificado el Tratado, a estas alturas no podemos depender de lo que decida uno. Quizá lo que se debería hacer es replantearse su relación con la UE el que no quiera el Tratado".

Al ser preguntado sobre si el desconocimiento de la población sobre lo que se hace en Bruselas ha vuelto a quedar una vez más patente en este referéndum, Barón lo niega todo: "Eso es una opinión que se hace muy a la ligera. Lo que ha pasado en Irlanda sucede en todo tipo de elecciones y el Gobierno irlandés es el que se debía encargar de dar a conocer el documento".

Así, puso de ejemplo los casos de Luxemburgo y España "a los que la campaña del Gobierno sobre la Constitución Europea les salió bien".  De hecho, en su opinión, "al final, los que parece que saben menos, son los que más saben, por ejemplo los agricultores", ya que las decisiones de Europa les afectan directamente.

Barón, sin embargo, no niega que éste es un proceso de cambio que a la sociedad le cuesta aceptar. "Lo que pasa es que estamos haciendo un cambio muy profundo y, claro, a la gente le cuesta asimilarlo".